Puigdemont ve “posible” reunirse con Rajoy pronto e insistirá en la consulta

Rajoy y Puigdemont se saludan durante un acto oficial celebrado en Oporto aec
|

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó ayer que ve “posible” reunirse en enero con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, e insistirá en pactar el referéndum pese a que el Gobierno lo rechace.
“No hay falta de voluntad. Nos encontraremos y es cuestión de buscar la fecha y la forma. Puede ser posible que sea antes perfectamente de que acabe el mes de enero”, explicó en una entrevista de Catalunya Rádio.
Reiteró que no acudirá a la Conferencia de Presidente del 17 de enero por considerar que Cataluña merece un trato “bilateral”, que se ganó, a su juicio, en las urnas y en las calles con las defensa del proceso soberanista.
Puigdemont no irá a la Conferencia porque considera que Cataluña “ha salido del régimen común por voluntad de los catalanes”, y recordó que en el último foro de presidentes que se convocó en 2012 había 14 diputados independentistas en el Parlament, y que ahora hay 72.
El presidente precisó que no estar en la cita del día 17 en el Senado no implica que Cataluña deje de reclamar las demandas del actual sistema de financiación “pendientes de liquidación”, ya que considera que su obligación es reclamar hasta el último euro.
Aunque este martes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, insistiera en cerrar la puerta a cualquier posibilidad de que su Ejecutivo negocie un referéndum, Puigdemont no se resigna y afirma que “constitucionalmente” es posible convocar una votación así y pide diálogo a Rajoy.
“Uno puede hablar con los más fervientes creyentes en la idea de Dios sobre la inexistencia de Dios. Pues creo que con los más fervientes defensores de la unidad de España debe poder hablarse de la posibilidad de la independencia de Cataluña; intelectualmente, al menos”, dijo.
Si la reunión con Puigdemont se hace en enero, Puigdemont iría sin tener garantizada su continuidad porque la CUP no decidirá hasta una reunión del 28 de enero si avala los Presupuestos 2017 y, por tanto, si da continuidad a la actual legislatura catalana, ya que el presidente vinculó la aprobación de las cuentas a esa continuidad.
Puigdemont está dispuesto a estudiar con Rajoy que el referéndum fuera convocado para toda España y no solo en Cataluña, pero puntualizó que “la clave sería si el resultado de Cataluña valdría o no valdría”.

Puigdemont ve “posible” reunirse con Rajoy pronto e insistirá en la consulta