La Fábrica de Armas o un viaje “a los tiempos de la posguerra”

Varios visitantes posan en el antiguo edificio administrativo | javier alborés
|

“Es como teletransportarse a los tiempos de la posguerra”, decía ayer uno de los vecinos que asistió a la jornada de puertas abiertas a la Fábrica de Armas, futura ubicación de la Ciudad de las TIC, que organizó la Universidad (UDC).

Repartidos en dos grupos, lugareños, exempleados y también curiosos pasearon por las instalaciones, que consideraron “una pequeña ciudad”. La amplitud del recinto –270.000 metros cuadrados en total, incluidas las zonas verdes– y el hecho de que dentro albergase desde una escuela hasta un teatro, un gimnasio y una clínica sorprendieron a aquellos que han pasado tantas y tantas veces por la zona, sin llegar a entrar nunca a la fábrica.

“Esto es una parte importantísima de la historia de A Coruña, debería conocerlo todo el mundo”, comentaba una de las mujeres apuntadas a la visita. Una gran vidriera en el techo del edificio administrativo y diferentes máquinas en el pabellón que contenía la forja, además de una recreación de un tanque, causaron sensación entre el público.           

Éxito de la jornada
Dada la buena acogida de esta jornada, el Ayuntamiento y la Universidad ofrecerán el día 16 una nueva jornada de puertas abiertas con cuatro turnos de entrada, con un máximo de 25 personas cada uno. Los interesados pueden anotarse en la página web.

La Fábrica de Armas fue cedida a la Universidad por el Ministerio de Defensa y acogerá un campus científico tecnológico. La Ciudad de las TIC albergará entre 2.500 y 3.000 trabajadores cuando llegue a su pleno rendimiento, según confirmó el rector, Julio Abalde, en la presentación del concurso de ideas para la redacción y ejecución del proyecto del Centro de Servicios Avanzados, el primer edificio que se construirá.

La Fábrica de Armas o un viaje “a los tiempos de la posguerra”