La ONCE pide retirar el impuesto del 20 por ciento al juego por perjudicarla seriamente

El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, a su llegada ayer al hotel La Reconquista de Oviedo. EFE
|

El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, ha pedido hoy al Gobierno que suprima el impuesto del 20 por ciento a los premios de las loterías y los sorteos superiores a 2.500 euros, ya que de "continuar así crearía un perjuicio muy serio" a esta organización de ciegos y discapacitados.

Carballeda ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa que ha ofrecido hoy en Oviedo a donde ha viajado para recoger el viernes el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2013, concedido a la ONCE por su labor de integración social.

"Yo espero y pido que se corrija, que sean conscientes desde el Gobierno y desde el resto de partidos porque el perjuicio que se le puede hacer a la ONCE, de continuar así, sería muy serio", ha recalcado.

Carballeda ha explicado que intentaron persuadir al Gobierno de que este gravamen no sería rentable, ya que "el descenso en la venta supondría una pérdida de ingresos superior a lo que se recoge por la vía fiscal de ese 20 por ciento".

"Ahora en esto coincidimos todos, vendedores y también creo que la administración, que ha visto que el negocio no ha sido efectivo", ha recalcado.

Ha recordado la crisis que sufrió al ONCE hace "una docena de años" tras la "invasión" en España de diferentes juegos hasta que se reguló la situación del sector.

No obstante, ha abogado por el juego "responsable" que practican asociaciones como la ONCE ante las de otro tipo que "pueden ser dañinas para la sociedad, sobre todo para los más jóvenes".

"A veces nos quejamos de falta de integración pero en esto de la crisis estamos perfectamente integrados. No nos salvamos para nada y pagamos las consecuencias", ha recalcado Carballeda, que ha indicado que la persona que antes compraba dos cupones ahora sólo adquiere uno, ya que tiene que ayudar a sus hijos y nietos.

Carballeda recogerá el próximo viernes el premio de manos de don Felipe de Borbón acompañado por Liv Parlee, una niña invidente latinoamericana de ocho años que vive en Asturias, y por Cristina Luchese, una joven de 36 años, que domina cinco idiomas y nació en Suiza pero reside en Madrid, que será ayudada por su perro Brizzi a cruzar el escenario del Teatro Campoamor.

El presidente ha repasado la historia de esta organización que se fundó en plena Guerra Civil española (1938) por "unos ciegos valientes que renunciaron a sus pensiones para ser dueños de su futuro".

Ha apuntado que este galardón es el premio "más compartido" y ha agradecido a la Fundación Príncipe que haya reconocido, al igual que la sociedad española, su "extraordinaria labor" en favor de la integración social de millones de personas con discapacidad.

Al igual que el Jurado que premió a la ONCE, Carballeda ha valorado la "dignidad y calidad de vida" que otorga esta organización a las personas con discapacidad.

"Damos calidad de vida a las personas que lo necesitan", ha aseverado el presidente de la ONCE, que ha reseñado el papel de su organización para ofrecer cobertura social a cerca de 72.000 personas ciegas afiliadas.

Además, ha resaltado el trabajo que realiza fuera de España con personas ciegas y discapacitadas en más de 50 países, sobre todo de América Latina y África.

"Hemos llegado hasta aquí con el esfuerzo de muchos hombres y mujeres que se han dejado la vida en las calles de España", ha aseverado Carballeda, que ha indicado que la ONCE "hace visible a personas con discapacidad".

El galardón de la Concordia, obtenido en sus últimas ediciones por el Banco de Alimentos, los Héroes de Fukushima, Manos Unidas y la ciudad de Berlín, está dotado con una escultura diseñada por Joan Miró, 50.000 euros en metálico, un diploma y una insignia.

La ONCE pide retirar el impuesto del 20 por ciento al juego por perjudicarla seriamente