El Gobierno anuncia un plan contra el empleo irregular y el fraude al Inem

Bañez y Sánchez Camacho, ayer durante un acto en Madrid efe
|

 La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, anunció ayer que en un mes pondrá en marcha un plan de lucha contra el empleo irregular y el fraude en la Seguridad Social para garantizar el cumplimiento de las políticas sociales.

Durante su intervención en la comisión de Empleo y Seguridad Social en el Senado, Báñez se refirió así a uno de los ejes de la política de su ministerio.

La ministra dijo que la situación actual requiere actuaciones contra conductas que provocan déficit de ingresos en el sistema de la Seguridad Social, merma de derechos para los trabajadores y una competencia desleal para las empresas que cumplen con sus obligaciones.

Para ello, dijo, es necesario detectar y corregir la obtención fraudulenta de prestaciones por desempleo, así como de bonificaciones y otros incentivos para que aflore el fraude en la Seguridad Social. El plan se desarrollará con el apoyo de la inspección de trabajo, la agencia tributaria, las autoridades laborales de las comunidades y los servicios públicos de empleo.

El plan implicará a toda la sociedad y a todos los sectores para reconducir estas malas prácticas, agregó la ministra.

 

Pensiones > Por otra parte, los Presupuestos incluyen una aportación de 3.806 millones para los complementos a mínimos de las pensiones, lo que supone un incremento “histórico” del 35,63%, según explicó.

Báñez señaló que, de esta forma, se aumentará en 1.000 millones la partida presupuestaria destinada a subir las pensiones que están por debajo del mínimo establecido, cuando un año antes solo había crecido en 100 millones.

Según la ministra, así se da cumplimiento al acuerdo del Pacto de Toledo que recomienda separar las fuentes de financiación del sistema de las pensiones para que no sea solo la Seguridad Social la que cargue con ello.

La ministra adelantó que en los próximos meses se presentará un proyecto de ley de mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social para dotar al sector de una “autonomía de gestión” y regular con transparencia los mecanismos de control.

Reiteró que en los 102 días de Gobierno del PP hubo una actividad “reformista intensa” para acelerar la salida de la crisis y volver cuanto antes a la senda de la recuperación y la creación de empleo porque la situación es de “emergencia económica y social”. Báñez insistió en que el Gobierno socialista debería haber acometido las reformas, pero que las que hizo fueron insuficientes y llevó a España a una situación que hoy es necesario rectificar “a toda prisa”.

Pese a la difícil situación, “la recuperación de la credibilidad ya ha comenzado”, señaló, con las medidas adoptadas por el Gobierno central, que suponen un “giro radical” en la política económica.

El Gobierno anuncia un plan contra el empleo irregular y el fraude al Inem