La oposición prepara una propuesta propia de reforma de la ley electoral

El portavoz del PSdeG en el Parlamento, José Luis Méndez Romeu, en declaraciones a los periodistas en el Parlamento que en Galicia EFE/Xoan Rey

A la oposición gallega no le gusta el proyecto de reforma de la ley electoral que promueve el PPdeG. Los tres grupos parlamentarios lo dejaron claro desde que los populares hicieron su propuesta. Por eso, socialistas y nacionalistas han decidido presentar sus propias propuestas de reforma, que presentarán al resto del arco parlamentario.
De esta forma, el portavoz del PSdeG en el Parlamento, José Luis Méndez Romeu, anunció que su grupo presentará “alternativas constructivas” al texto del PPdeG, que tachó de “cortina de humo” para “tapar” el “fracaso absoluto” del presidente gallego en la lucha contra el paro.
El PPdeG registró el pasado jueves una propuesta en el Parlamento para reducir de 75 a 61 el número de diputados y rebajar de 10 a 8 el número de diputados mínimos por provincia.
Méndez indicó que se trata de una propuesta de reforma “sin consenso” y acusó a Feijóo de desechar “cualquier acuerdo que permitiese mejorar la calidad de la representación democrática”.

Beneficios
“Opta exclusivamente por una reducción de escaños que descaradamente beneficia al grupo mayoritario de la Cámara”, afirmó y destacó que el “pretendido ahorro presupuestario significa una diezmilésima parte del conjunto del presupuesto en cuatro años”, lo que significa “un ahorro mínimo, simbólico”.
Ante esto, el PSdeG presentará alternativas que tiendan a mejorar el funcionamiento de las instituciones, que no rehuyan ni el debate ni el control del Gobierno y que incidan en la prevención de la corrupción en las mismas.
“Hablando de esto, los grupos aún no conocemos los datos de las empresas que contratan con la Xunta y que aparecen en el sumario Gurtel”, lamentó.

Modelo distinto
En cuanto a su propuesta, indicó que están analizando las alternativas que, en cualquier caso, “marcarán un modo distinto de entender la representación de los ciudadanos y un modo distinto de funcionamiento de las instituciones democráticas”.
Evitó concretar si su propuesta incluye recortar el número de diputados y explicó que, en su opinión, el debate no debe ser sobre ello, ya que “es un debate reduccionista orientado a que haya menos representación, menos debate y menos control”.
Según dijo, su propuesta “será más ambiciosa, en la línea en la que Besteiro trasladó a Feijóo hace dos meses y que no quiso escuchar”, concluyó.
Por su parte, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, afirmó que su formación defenderá su propia propuesta con la premisa de que la Cámara, como máxima representación de los gallegos, “lejos de sufrir recortes tiene que ser reforzada”.
Vence explicó que su propuesta “en ningún caso” contemplará una reducción del Parlamento y aseveró que no admite que se reduzca la Cámara de representación de la ciudadanía gallega, “que debe poder ejercer el control al Gobierno y una labor legislativa de calidad, ni que se reduzca el autogobierno de Galicia, como pretende Feijóo siguiendo las directrices marcadas por el PP de Madrid”. Además, denunció, como el PSdeG, que el supuesto ahorro de esta medida es una “falacia” y criticó que la intención del PP sea “reducir el autogobierno de Galicia hasta convertirla en una autonomía de segunda”.
En su opinión, el objetivo también es “cambiar unilateralmente las reglas de juego democrático para mantener una mayoría absoluta que (el PP) sabe perdida en la calle”, continuó. n

La oposición prepara una propuesta propia de reforma de la ley electoral

Te puede interesar