“Lo más importante ha sido recuperar al equipo anímicamente”

Garitano ve “ilusionante” el partido con el Atlético patricia g. fraga
|


El Deportivo intentará superar la derrota ante el Leganés con un resultado positivo en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid. Gaizka Garitano ha tratado de animar a sus jugadores en las últimas horas.
“Lo más importante ha sido recuperar anímicamente al equipo aparte de físicamente porque la derrota del otro día duele. Tenemos un partido difícil pero a la vez ilusionante. Lo bueno de perder, lo único bueno que tiene, es que jugamos a los tres días, que no tienes una semana entre los partidos. Por eso nos viene bien competir cuanto antes”, declaró.
El Leganés superó al Deportivo con dos goles en sus dos primeros acercamientos serios a la portería de Germán Lux y el tropiezo ha escocido. “Ha sido una derrota dura. Al día siguiente o a los dos días todavía te cuesta digerirla, pero el fútbol es fiel reflejo de la vida, se trata de recuperarte rápido de los golpes y seguro que el equipo se va a recuperar y vamos a competir, no tengo ninguna duda”, sostuvo.
En cualquier caso, al técnico no le “ha dado mucho tiempo” a levantar el ánimo del plantel. “Hemos hablado con ellos individual y colectivamente. Cuando tienes un mazazo, hay dos opciones: agachar la cabeza, o reponerte y mirar adelante. Siempre he creído en la segunda y así se lo hago ver a los jugadores. Por haber perdido un partido no se acaba el mundo, tenemos por delante un encuentro ilusionante e intentaré animar a los jugadores”, sostuvo.
La alineación presentará novedades. “Tendremos que hacer algunos cambios, el equipo físicamente necesita frescura, tres partidos en una semana es mucho y necesitamos variar en algunos puestos”, explicó.
Sobre las dudas que ha generado el equipo, Garitano se mostró relativamente tranquilo. Cree que la suerte fue esquiva al Depor. “El día del Eibar os digo lo que veo, no jugamos bien pero ganamos y levantamos un partido difícil y tenía mérito el triunfo; ante el Athletic y el Leganés podía decir que fue un desastre, pero no es verdad. Intentamos hacer un análisis más allá del resultado. Perdimos, pero nos hace falta aparte de mejorar en algunas cosas esa dosis de suerte que nos está faltando”, indicó.
A su juicio, el Depor no perdió el equilibrio. “Cuando pierdes el equilibrio es cuando se parte el equipo. Ante el Leganés nos faltó frescura, tener ideas más claras la última media hora, en la que no estuvimos bien porque después de los dos goles tuvimos ansiedad y nos encontramos poco precisos con el balón. Pero si algo bueno tiene el equipo es el equilibrio”, afirmó el estratega blanquiazul.
Garitano señaló que en el Calderón “el planteamiento” será, “como siempre, ir a ganar, como ante el Leganés, como los demás días”.
El campo del Atlético se le resiste al Depor, pero las rachas están para romperlas. “No creo en esas cosas. A nosotros nos pasó con el Athletic y al revés puede pasar también”. Tampoco pierde el tiempo con el hecho de que el Atlético haya tenido más descanso que su equipo: “No lo queremos utilizar como excusa. Es una cuestión matemática. Somos los que más comprimidos vamos a jugar, pero no es excusa”.
Garitano no dudó en asumir la exigencia que supone el Depor por más que Albentosa recordara esta semana que ni él es Donato ni otro es Bebeto. “El primer exigente soy y la exigencia es muy alta desde el principio. Este es un gran club, una gran afición, tiene una historia con títulos y la exigencia sabíamos cuál era. Que tengas una plantilla u otra no importa”, concluyó.

“Lo más importante ha sido recuperar al equipo anímicamente”