La Asociación de Artistas regresa al número 32 de Riego de Agua

El Ideal Gallego-2016-01-22-036-654fd855
|

La Asociación de Artistas de La Coruña vuelve a sus orígenes tanto de forma física al regresar al número 32 de la calle de Riego de Agua, del que tuvieron que hacer las maletas por falta de fondos para pagar la renta de alquiler, como en esencia, después de recuperar la idea de punto de encuentro entre creadores con la que empezaron hace 82 años. 
El colectivo convierte el espacio en un café cultural para que los coruñeses aprecien la impronta de sus socios mientras le dan vueltas a la cucharilla o asistan a charlas de pinceles conocidos o por conocer. Su presidente Miguel Zelada cuenta que hace meses no les quedó más remedio que mudarse a un bajo de La Franja donde todavía permanece su domicilio social y el archivo. Hoy, sin embargo, pueden volver tras juntarse en sociedad con Artistas Coruñeses. Esto les permitirá gestionar las paredes de un habitáculo que conserva la iluminación de siempre para cambiarlas cada mes con el objetivo de que los miembros con ganas de mostrar sus composiciones puedan hacerlo en el plazo máximo de dos años. Para los que no pertenecen a la entidad, Zelada les invita a engordar la familia que pasó de 170 a 60 en los últimos años. La crisis económica y el alto precio que tenían que pagar por clavar las piquetas en Riego de Agua hizo que muchos se desapuntaran de un movimiento, que pretende enseñar los talentos emergentes y también los que despuntan a una edad madura. Están receptivos a exponer obra propia y ajena en una cafetería que será también el trampolín de presentaciones. 
De los viejos cortinones a paneles de madera, los promotores han revestido el antiguo hall en un azulejado metalizado para poblar el local de sofás y demás mobiliario. A la vez, 26 pinturas miran de frente y perfil al curioso. Las firma Mary Carmen Calviño o Antonio Cuadrado, entre otros.

La Asociación de Artistas regresa al número 32 de Riego de Agua