Hamilton pilla al ‘Káiser’

Hamilton, celebrando su séptimo título mundial con su equipo y también con su perro | dpa/ep
|

Lewis Hamilton igualó el récord histórico de siete títulos del alemán Michael Schumacher al ganar el GP de Turquía, una carrera loca en la que se exhibió sobre mojado, firmando su décima victoria del año y elevando a 94 su propia plusmarca de triunfos en la F1. 


Hamilton, que arrancó sexto, ganó en Istanbul Park por delante de Sergio Pérez, Sebastian Vettel, Charles Leclerc y Carlos Sainz, protagonista de otra gran remontada. 


Con el asfalto mojado y neumáticos de lluvia extrema, Lance Stroll, que partía desde la pole, salió bien. Al revés que Max Verstappen, rebasado por Pérez y Hamilton. 
Vettel, que volvió a subirse a un podio desde que fuera segundo el año pasado en México, mejoró ocho puestos a las primeras de cambio. Sainz también salió bien: en dos giros pasó de la decimoquinta a la octava plaza.


Leclerc fue el primero en cambiar a intermedios, en la vuelta 7, una antes que Bottas y dos antes de que Vettel y Hamilton. Stroll lo hizo en la décima, cediendo el liderato provisionalmente a ‘Checo’, que entró en garaje un giro después y devolvió el mando a su compañero de escudería.

 
Hamilton atacó a Vettel en la 16 y el acabó perdiendo la quinta plaza en favor de Albon, que también rebasaría al alemán, por lo que los dos Red Bull rodaban de nuevo por delante de los Racing Point. Hasta que ‘Mad Max’ hizo gala de su mote y al atacar a ‘Checo’ protagonizó un trompo que le hizo perder cinco plazas. 


A mitad de carrera, Pérez rodaba a tres segundos de Stroll, con Albon tercero, a cinco.  Vettel era cuarto, a ocho; Hamilton quinto, a diez; y Sainz séptimo, detrás de Ricciardo, a 25. El español ganó un puesto al parar el australiano y Hamilton ya era tercero, cuando aprovechó, en la 34, un trompo de Albon. Tres vueltas después, Stroll paró y volvió a ceder el liderato a Pérez, al que poco después adelantó Hamilton. Antes de que perdiera el norte el canadiense, que no quería entrar en boxes cuando se lo indicó el equipo: acabó desquiciado y en la novena posición. 


Por detrás volaban los Ferrari y Sainz, que pudo haber acabado aún mejor, pero prefirió no arriesgar y asegurarse el quinto puesto. 


Pérez, cuyo futuro es incierto y que no descarta un año sabático, se reivindicó en un fin de semana en el que el sábado tenía la pole a falta de un último intento que lo colocó tercero en parrilla. Desde donde mejoró un puesto, en un final loco. 


Cuando Hamilton ya festejaba triunfo y título, Leclerc, que presionaba al mexicano, lanzó un ataque de ida y vuelta, porque, al rebasarle, se pasó y perdió un podio que cedió a Vettel, concluyendo cuarto. 


‘Checo’, que se perdió las dos carreras de Inglaterra por positivo en Covid-19, firmó su noveno podio y es, junto confirmando que, junto al campeón, el único que ha puntuado en todas las carreras que ha disputado esta temporada.

Hamilton pilla al ‘Káiser’