Las comunidades autónomas se blindarán después de Reyes ante la escalada de contagios

Una enfermera de un centro de salud de Murcia realiza una PCR a una mujer | efe
|

Seis comunidades ya anunciaron que endurecen las restricciones a partir de Reyes para frenar la escalada de contagios, que dispararon la incidencia acumulada en 19 puntos, hasta 296,29 casos por cada 100.000 habitantes, mientras siguen elevadas las cifras de hospitalizados, en planta y UCI.  

Según el Ministerio de Sanidad, se registraron 23.700 nuevos positivos de Covid-19, lo que eleva la cifra total de contagios a 1.982.544 y la de muertes a 51.430, con 352 más desde el lunes. 

Además, hay ingresadas 13.841 personas (383 enfermos de Covid más que el lunes), lo que genera una ocupación hospitalaria de 11,38% mientras que en las UCI es del 23,13% (23% este lunes). 

En las últimas 24 horas, las comunidades notificaron a Sanidad 10.877 nuevos positivos, de los que 3.577 se registraron en Madrid (el 32,8% del total) y 3.029 en Cataluña (27,8%), con lo que ambas comunidades concentran el 60,7% de los diagnosticados. 

Por comunidades, la mayor incidencia acumulada sigue concentrada en Extremadura, con 638,56, seguida por Baleares, con 530,77 y Madrid, con 407,65. 

Nuevas restricciones
Ante la situación epidemiológica, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, anunció ayer siete nuevas medidas, que incluyen la prolongación del cierre perimetral de la Comunitat.  

Además, se añade el concreto de otros 26 municipios y se adelanta el toque de queda nocturno a las 22.00 horas.

Puig también decretó el cierre de la hostelería en toda la Comunitat a las 17.00 horas, al tiempo que se prohíbe fumar en las terrazas de los establecimientos y en las mesas no podrá haber más de cuatro comensales. 

En la misma línea, se reduce en la Comunidad Valenciana al 30% el aforo permitido en todos los comercios y el número máximo de personas en las reuniones sociales seguirá siendo de seis. 

Por otro lado, La Rioja también aumentó las restricciones, tras el “fuerte aumento” de casos “por la relajación producida en reuniones familiares y con amistades “, y, a partir del 7 de enero, prohíbe las reuniones de más de cuatro personas no convivientes y adelanta el toque de queda una hora.

En rueda de prensa, la portavoz del Gobierno riojano, y consejera de Salud, Sara Alba, dio a conocer las nuevas medidas acordadas ayer en Consejo de Gobierno, dado que, subrayó, “urge reducir el ritmo de contagios”.

Además, Extremadura decretó el cierre de la hostelería y el comercio minorista en 16 municipios de la región y el cierre perimetral de cuatro localidades, así como la reincorporación del alumnado de Educación Secundaria a la modalidad telemática durante siete días.
Mientras, las librerías catalanas no podrán abrir durante los fines de semana por las nuevas restricciones anunciadas por el Govern, que tendrán una vigencia de 10 días a partir del jueves con un confinamiento municipal y limitaciones a los comercios.

Confinamiento domiciliario
Por otro lado, la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, avanzó que pedirá en el próximo Consejo Interterritorial de Salud que la comunidad pueda ejercer un confinamiento domiciliario “corto, pero eficaz”, pues se reveló como una herramienta “muy eficaz” para frenar malas tendencias. 

Asimismo, prevé aprobar este jueves nuevas medidas excepcionales que supondría el cierre de la hostelería y de los centros comerciales en Segovia.

Las comunidades autónomas se blindarán después de Reyes ante la escalada de contagios