La Audiencia Nacional achaca a Caixa Galicia el rescate de las cajas

El expresidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, en una imagen de 2018 | efe
|

La Audiencia Nacional atribuye a la “situación económico financiera” de Caixa Galicia el rescate sobre las cajas gallegas, en un auto en el que se inhibe en favor de la Audiencia Provincial de Pontevedra en el caso que investiga a la antigua cúpula de Caixanova por presuntas irregularidades.

En octubre de 2018 el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata procesó al expresidente de Caixanova Julio Fernández Gayoso y a su exdirector general Gregorio Gorriarán por presuntas irregularidades en una operación inmobiliaria en Cangas del Morrazo (Pontevedra) que generó un perjuicio de 43 millones de euros.

El magistrado encontró indicios de posible administración desleal y apropiación indebida en dicho proyecto, iniciado en 2001 y destinado a la promoción de una urbanización y de un puerto deportivo, cuyo riesgo de inversión la caja de ahorros “no evaluó adecuadamente, ni tasó los terrenos”.

Ahora, la sala de lo penal ha decidido que es la Audiencia provincial de Pontevedra la competente para juzgar los hechos, que se cometieron “íntegramente” en esa provincia, y no tuvieron repercusiones en la economía nacional, requisito para que sea la Audiencia Nacional la que se ocupe del caso.

Viabilidad
El supuesto perjuicio para la caja de ahorros gallega (43 millones de euros), no produjo ningún riesgo de viabilidad para la extinta entidad, prosigue el auto, al limitarse a un 4% de sus recursos propios.

La única razón por la que intervino el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) –cuatro años después de llevarse a cabo la operación que se investiga–, fue la situación económico financiera en la que se encontraba en 2010 Caixa Galicia, antes de que se produjera la fusión con Caixanova que dio lugar a NovaCaixaGalicia.

Caixanova, añade la sala, “nunca habría sido intervenida” si no se hubiera visto obligada a fusionarse. El rescate financiero –9.409 millones en total a Novacaixagalicia, hoy rebautizada como Abanca– está “desconectado temporalmente de la operación, que no fue origen del rescate, ni el rescate fue consecuencia de ella, sino que está vinculado a factores del todo ajenos”, indica.

Los hechos investigados se produjeron en los municipios de Cangas do Morrazo y Vigo, ubicados en la circunscripción de Pontevedra, de ahí que sea competencia de esa audiencia provincial.

Además de Gayoso y Gorriarán, figuran como imputados los exdirectores generales adjuntos de Caixanova Ángel López Corona y Óscar Rodríguez, el jefe de empresas participadas Juan Manuel Gutiérrez, y los socios de la caja de ahorros, los dos administradores de Atlántico de Construcciones.

Por su parte, el portavoz nacional de Anova, Antón Sánchez, considera que afirmaciones como las del auto de la Audiencia Nacional sobre la fusión de las cajas gallegas hacen “más evidente las razones de la ocultación sistemática de la Xunta”. Para Sánchez, de hecho, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, lleva “años tratando de ocultar su responsabilidad en una fusión que promovió basándose en mentiras”.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, exigió a Feijóo “que salga y dé la cara”, que “dé explicaciones” sobre la fusión. “La verdad siempre sale, aunque Feijóo la quiera ocultar” manifestó.

La Audiencia Nacional achaca a Caixa Galicia el rescate de las cajas