Los españoles figuran entre los que más pagan de luz y gas en la UE

GRA353. MADRID, 26/05/2015.- El ministro de Industria, José Manuel Soria, durante su intervención en el pleno del Senado que se celebra hoy en Madrid. EFE/Kiko Huesca
|

España es el cuarto país de la Unión Europea (UE) con el precio de la electricidad doméstica más cara en la segunda mitad de 2014, con 23,7 euros por cada 100 kilovatios por hora, según los datos publicados ayer por la oficina comunitaria de estadística Eurostat.
España solo es superada por Dinamarca (30,4 euros), Alemania (29,7 euros) e Irlanda (25,4 euros). La media europea de los precios de electricidad doméstica se situó en la segunda mitad de 2014 en 20,8 euros por cada 100 kilovatios por hora, y en la eurozona, en 22,1 euros.
En el caso de España, el precio de la electricidad doméstica aumentó un 4,1% en la segunda mitad del año pasado en comparación con el mismo período de 2013. En la UE aumentó de media un 2,9%, y en la unión monetaria, un 2,7% en el período de comparación.
España es además el tercer país con el precio de gas doméstico más caro, con 9,6 euros por 100 kilovatios por hora en el mismo período, de acuerdo con la misma fuente. Solo en Suecia (11,4 euros) y en Portugal (10,4 euros) el precio del gas doméstico era más caro.
En España el precio del gas aumentó un 7,5% en la segunda mitad de 2014 frente al mismo período de 2013. En este caso, la media del precio del gas en la Unión Europea fue de 7,2 euros por cada 100 kilovatios por hora y de 7,9 euros en la eurozona.
Los precios aumentaron de media un 2% en la UE y un 0,5% en la eurozona.
En cuanto a los precios de la electricidad, en la UE estos han aumentado desde 2008 en más de un 30%, según Eurostat.
Entre los estados miembros, los precios variaron desde los 9 euros por cada 100 kilovatios por hora en Bulgaria hasta más de 30 euros en Dinamarca.
En lo que respecta al gas, los precios se incrementaron desde 2008 de media un 35 por ciento en la UE. En este caso los precios alcanzaban desde los 3 euros por cada 100 kilovatios por hora en Rumanía hasta los más de 11 euros en Suecia.
Los mayores aumentos en los precios de la electricidad doméstica se registraron en Francia (un 10,2% más), seguida de Luxemburgo (un 5,6% más), Irlanda (un 5,4%), Grecia (un 5,2%), Portugal (4,7%), el Reino Unido (4,6%) y en España (4,1%).
Por contra, los mayores descensos se observaron en Malta (un 26,2% menos), la República Checa (10,2%), Hungría (9,9%), Holanda (9,6%), Eslovaquia (9,2%) y Bélgica (7,8%).

Los españoles figuran entre los que más pagan de luz y gas en la UE