Se mantiene la concentración para evitar el desahucio de la familia Sanlés

|

El colectivo Stop Desahucios mantiene la concentración para evitar el desalojo de Elisabeth Sanlés, una mujer enferma y con tres hijos, cuyo desahucio fue suspendido ayer por la movilización ciudadana.

La orden de lanzamiento de la vivienda sigue vigente a la espera de que Xunta y Ayuntamiento de A Coruña presenten, en virtud del acuerdo suscrito por la Fegamp y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para estos casos, una nueva propuesta de alojamiento para la mujer y su familia.

Por ello, el colectivo Stop Desahucios convocó una nueva concentración a partir de las 09:00 horas para exigir una solución para Elisabeth, madre de tres hijos de 11, 4 y 3 años.

Además, durante la noche mantuvieron un retén de vigilancia y han advertido que mantendrá las medidas de presión hasta que notifique que el desahucio no será esta semana.

El colectivo ha anunciado que estudia diversificar sus protestas y llevarlas a las puertas de las instituciones.

La mujer, sin empleo desde hace varios años y que padece fibromialgia, cuenta con el único ingreso de 216 euros del subsidio de desempleo con los que debe hacer frente al pago de un alquiler de 400 euros en el barrio de O Castrillón, que incumple desde el pasado mes de noviembre.

Hasta la fecha, Elisabeth ha rechazado la propuesta municipal de una estancia temporal en el centro Padre Rubinos -donde se vería privada de sus hijos- así como el alquiler social del Instituto Galego de Vivenda y Solo (IGVS) por no adaptarse a sus necesidades dada su enfermedad crónica.

Se mantiene la concentración para evitar el desahucio de la familia Sanlés