La Audiencia absuelve por falta de pruebas a los etarras acusados de querer asesinar a Aznar

29 noviembre 2013 página 34 ZARAGOZA, 28/11/2013.- El expresidente del Gobierno y presidente ejecutivo de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), José María Aznar, durante su intervención en
|

La Audiencia Nacional absolvió por falta de pruebas a los cuatro acusados de intentar hasta en tres ocasiones derribar con un lanzamisiles el avión del entonces presidente del Gobierno José María Aznar durante la campaña de las elecciones vascas que se celebraron en mayo de 2001.
La Sección Primera de la Sala de lo Penal ha exculpado a Luis Ignacio Iruretagoyena Lanz, alias “Suny”, Pedro María Olano, Gregorio Jiménez Morales y Juan María Múgica. El fiscal Jesús Alonso solicitaba penas de entre 71 y 72 años de cárcel por delitos de pertenencia a banda armada, depósito de armas y tres asesinatos en grado de tentativa.
Los magistrados destacan la “inexistencia” de prueba suficiente para enervar la presunción de inocencia de los acusados y añaden que “evidentemente” existieron dos misiles, que no eran operativos y que uno de ellos no lanzó el misil tras ser accionado el disparador, pero no hay “dato alguno sobre la participación” de los procesados.
Los jueces declaran probado que Iruretagoyena formaba parte de ETA, tal y como él reconoció en el juicio. Sin embargo, no le imponen ninguna pena por el delito de integración en grupo terrorista al haber cumplido condena en Francia por asociación de malhechores.
Los magistrados Manuela Fernández Prado, Javier Martínez Lázaro y Nicolás Poveda consideran acreditado que Iruretagoyena Lanz, alias “Suny”, era el responsable del “talde” que intentó atentar contra el exjefe del Ejecutivo, si bien la acción se frustró por el mal funcionamiento del lanzamisiles que los etarras tenían previsto utilizar.
Como responsable del “comando”, “Suny” se encargaba de financiar sus actividades, marcar los lugares de recogida y entrega del material, y mantener el contacto con los miembros de la organización terrorista.
El 3 de octubre de 2004 se incautaron a la banda terrorista dos misiles de tercera generación en la operación llevada a cabo en territorio francés que se saldó con la detención de los jefes militares de ETA Mikel Albisu Iriarte, alias “Mikel Antza”, y María Soledad Iparraguirre, “Anboto”.

La Audiencia absuelve por falta de pruebas a los etarras acusados de querer asesinar a Aznar