Un centenar de negocios ya ha solicitado su presencia en la Feira das Marabillas de julio

26 julio 2014 A Coruña.- XX Feria Medieval das Marabillas
|

La Feira das Marabillas tiene un centenar de pretendientes a más de tres meses de su celebración. La Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca), que promueve este evento desde sus orígenes, confirma que a estas alturas ha recibido numerosas demandas para estar presentes en alguno de los 230 puestos que se montarán como el año pasado. No obstante los preparativos comenzarán más adelante dado que aún está pendiente la primera reunión organizativa con el Ayuntamiento.
“No sabemos si la haremos de forma directa o la contrataremos hasta que no tengamos el convenio municipal”, afirma el presidente de Aceca, Adolfo López. Pese a contar con alrededor de cien solicitudes de presencia “todo está en el aire”. “Nos preguntan los de siempre pero también gente nueva y eso es por el éxito de ventas que tienen todos”, subraya.
Para el representante del comercio la clave de tanto poder de atracción se debe, entre otras cosas, a que la zona norte gallega programa un mes seguido de eventos de corte medieval que permite que a los vendedores les compense viajar desde lejos. Poco a poco se ha ido perfeccionando la agenda para que Noia o Betanzos, entre otras localidades, respeten las fechas de A Coruña. Este año la celebración volverá a ocupar una semana alrededor del 25 de julio.
Lo que no acaba de cuajar es el intento de programar con más antelación para organizar de la mejor manera posible a los expositores, aunque al final todo sale bien. La tardanza de los responsables municipales para recibir a la agrupación lo dificulta. Pese a ello, López avanza que “hay varias ideas nuevas” y destaca que se repetirán las justas medievales que tanto éxito han conseguido en las últimas ediciones.
“Se están estudiando actividades nuevas y novedosas porque siempre queremos innovar para mejorar pero no haremos un cambio radical de algo que funciona”, comenta.

en dos partes
No obstante, hay un cambio que la asociación vería con buenos ojos porque ella misma se lo propuso al Ayuntamiento. El presidente habla de dividir la feria en dos para atraer a vendedores y público a la Ciudad Vieja “al principio y al final del verano”.
Además consideran que, de esta manera, podrían dar cabida a todos los comerciantes interesados en participar pues cada año decenas se quedan fuera.

Un centenar de negocios ya ha solicitado su presencia en la Feira das Marabillas de julio