El autor confeso del doble crimen de Cervo ingresa en prisión sin fianza

GRA219. VIVEIRO (LUGO), 15/01/2014.- Jos� �ngel Cuadrado Fern�ndez, el constructor de 52 a�os de edad que ayer fue detenido como sospechoso de la muerte violenta de su esposa, Mar�a Jos� Su�rez L�pez, de 45 a�os, y de su suegra, Adela L

El juez ha enviado a prisión comunicada y sin fianza a José Ángel Cuadrado Fernández, el constructor de 52 años de edad que el martes fue detenido como sospechoso de la muerte violenta de su esposa, María José Suárez López, de 45 años, y de su suegra, Adela López Ramos, de 72.
El suceso se registró en el municipio de Cervo y a este hombre, que confesó la autoría, se le tomó declaración en sede judicial ayer por la tarde durante tres horas y media, explicaron a Efe fuentes próximas al caso.
El detenido pasó a disposición judicial alrededor de las cinco de la tarde, después de prestar declaración por la mañana ante los agentes de la Policía Judicial encargados del caso, en el cuartel de la Guardia Civil de Burela, donde volvió a autoinculparse por el doble crimen.
Según informó el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, volvió a reconocer los hechos en sede judicial. El Juzgado de Instrucción Número 1 de Viveiro ha alzado ya el secreto que pesaba sobre las actuaciones.

sin antecedentes
José Ángel Cuadrado Fernández, que ingresó ayer mismo en la prisión de Bonxe, carecía de antecedentes por violencia de género, tanto policiales como judiciales.
El detenido pasó la noche en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Burela, después de que el martes fuese detenido en Ribadeo y tras pasar cinco horas fugado, y por la mañana, ya con presencia de su abogado, prestó declaración durante algo más de hora y media ante los agentes de la Policía Judicial que se hicieron cargo de la investigación.
En esa declaración, según las mismas fuentes, Cuadrado Fernández volvió a confesar el crimen, al igual que lo había hecho mediante una llamada el martes por la mañana y durante su traslado, después de su detención, a las dependencias de la Guardia Civil en Burela.
Los investigadores que se ocupan del caso también han identificado como posible arma homicida una estaca de “un metro de largo y diez centímetros de diámetro”, de las que se usan habitualmente en la construcción –de perfil cuadrado–, a la espera de que el forense corrobore esta circunstancia.
En principio, como móvil del crimen se barajan los problemas económicos que atravesaba el acusado.
Los encargados del caso también están a la espera de conocer cuándo se produjeron los hechos que terminaron con la vida de ambas mujeres, dado que no se descarta que la muerte de ambas víctimas se produjese incluso el lunes por la tarde, según los primeros avances forenses, que aclaran que también se empleó un arma blanca en el crimen, pero solo con su mujer.
De lo que ha trascendido en relación con las circunstancias del doble crimen, otras fuentes destacan el “ensañamiento” exhibido por el agresor con las víctimas.
Según se supo, la primera de sus víctimas fue su suegra y después su mujer. “Por no hacerle daño” o “porque no sufriera ella”, fueron algunas de las frases que pronunció durante el interrogatorio sobre los hechos.
Por otra parte, decenas de personas se sumaron a la concentración convocada por el Ayuntamiento de Cervo para expresar su “repulsa” y “condena” al brutal crimen.
En esa concentración, además de la Corporación Local de Cervo, presidida por su alcalde, Alfonso Villares, participó el presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro; el subdelegado del Gobierno, Ramón Carballo; la delegada territorial de la Xunta, Raquel Arias; el secretario de la Mesa do Parlamento, José Manuel Balseiro, y varios regidores de la comarca.
En ese acto, el alcalde de Cervo recordó que en lugares “tan pequeños” se establecen unas relaciones de “afectividad” entre “todas las familias” que vienen “desde generaciones pasadas”, lo que hace todavía mayor “el dolor que ahora mismo” siente toda “la sociedad cervense” por la muerte violenta “de estas dos buenas personas”.
Con respecto al detenido, dejó claro que “no hay justificación” y expresó su “repulsa absoluta” porque “no hay nada que pueda justificar que una persona le pueda quitar la vida a otra de la forma en la que lo hizo”.
Ambas mujeres, insistió, “se fueron de una forma... que no se puede ir ninguna persona de este mundo”. n

El autor confeso del doble crimen de Cervo ingresa en prisión sin fianza

Te puede interesar