Las ideas innovadoras se abren camino en el tejido comercial de toda la ciudad

El Ideal Gallego-2016-02-21-007-ff8cb22b_1
|

El tejido comercial coruñés ha comenzado 2016 con movimientos interesantes. Si bien es cierto que las aperturas y los cierres están más o menos a la par, cada vez surgen apuestas más innovadoras para atraer al público y sobrevivir con más fuerza. En las últimas semanas la ciudad ha experimentado la implantación de nuevas franquicias, pero también hay proyectos muy personales de jóvenes emprendedores en los que se apuesta por la diferencia y la artesanía moderna.
Lo adelantaban empresarios y autónomos en este mismo diario y, de momento, no han errado en su pronóstico: 2016 va a ser un año más de emprendimiento, en el que aparecerán y desaparecerán tiendas, y en el que una parte de los coruñeses optará por ser emprendedor con cierta formación para afrontar el reto. A estas alturas de año los nuevos establecimientos se cuentan ya por decenas en los barrios y áreas comerciales. 
Una de los que se está beneficiando más en la Zona Comercial Obelisco, donde Riego de Agua se revitaliza a pasos agigantados. Si justo en la conexión con la calle Real, Pull&Bear estrenaba nueva imagen hace unos días, las pequeñas empresas también lucen sus mejores galas. Los últimos en llegar a la calle han sido Croqueta y Presumida, una franquicia de venta de croquetas que podría tener futuro por ofrecer algo distinto fuera del ámbito de los mercados, y la Parrillada A la Piedra. En la Real se ha estrenado la tienda de ropa Félix Ramiro y en la Galera hay varios locales inmersos en obras. 
Casi en el límite con Distrito Picasso está Alfil.be Papelería&Hobby, que dispone de una tienda en la plaza de Santa Catalina –además de otra en Maestro Mateo– desde principios de enero. Aunque la papelería podría considerarse algo omnipresente en A Coruña, la franquiciada del comercio más próximo al Obelisco lo ve de distinta forma. 
“Quería una papelería bonita y diferente en donde también haya cosas de manualidades, que están en auge”, concreta. 
Respecto a la ubicación elegida, asegura que en ese entorno “faltaba una papelería tras los cierres de Porvén y Villar porque hay muchas pequeñas empresas y muchos autónomos que necesitan estos servicios”. 

ofertas diferentes
Además de estos proyectos que han innovado de alguna forma para tener un sello distintivo frente a la competencia, están por llegar nuevas iniciativas comerciales. Dentro de poco se recuperará –en otra ubicación– el espacio de diseño y decoración diferente Maow Design. En marzo recalará en A Coruña otra empresaria con una iniciativas cuyos orígenes están en una pasión y en los mercadillos efímeros. 
“Vintage Caprice es una firma reciente porque llevo trabajando un año en ella pero ha tenido una repercusión notable; ya he tenido alguna colaboración internacional”, cuenta la creadora María Casero. Esta pontevedresa se instalará el 5 de marzo cerca de Juan Flórez para mostrar la evolución lógica de sus ideas. A partir de los turbantes y tocados, la artesana ha inventado  una colección de “velos de novia”, otra de trajes de baño e incluso trabaja en camisetas, sombrerería y una línea sport para la gente más joven. 
Casero resume su por qué A Coruña (que es el de muchos). “Elegí abrir la tienda aquí por la propia demanda, porque el producto caló bastante fuerte”, cuenta, aunque también hace envíos a Granada y Valencia.

Las ideas innovadoras se abren camino en el tejido comercial de toda la ciudad