La detención de López y Ledezma aumenta presión sobre Venezuela

A still image taken from a social media video is said to show the moment in which opposition leader Leopoldo Lopez is led into a vehicle marked with ÒSebinÓ, Venezuela's intelligence agency, in Caracas, Venezuela, August 1, 2017. Twitter/Lil
|

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, amaneció ayer aún más presionado internacionalmente de lo que ya estaba tras la detención esta madrugada del líder opositor Leopoldo López y del alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma por parte de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).
López y Ledezma fueron sacados de sus viviendas en la capital venezolana, donde estaban sometidos a arresto domiciliario después de su paso por la cárcel, y fueron devueltos a prisión. 
El primero pasó más de tres años en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, tras ser condenado a casi catorce años por la violencia desatada tras una marcha antigubernamental en 2014. Sus abogados denunciaron que López fue torturado en varias ocasiones antes de que el 8 de julio fuera trasladado a su casa para seguir cumpliendo condena en arresto domiciliario.
Ledezma, por su parte, fue detenido en febrero de 2015 acusado de conspiración y asociación para delinquir y tras dos meses en Ramo Verde pasó a arresto domiciliario por razones de salud.
Un vídeo grabado por las cámara de seguridad poco después de medianoche y difundido por su esposa muestra cómo agentes del Sebin sacan a López de su casa y lo meten en un coche aparcado en la calle, con el ruido de los grillos como único sonido.
El arresto de Ledezma también fue filmado, en este caso por una vecina. En las imágenes se ve como efectivos de la Inteligencia meten por la fuerza al alcalde, que viste un pijama, en un ascensor, mientras alguien denuncia insistentemente a gritos: “Se están llevando a Ledezma”. 

Plan de fuga
Fuentes cercanas a los dos opositores y sus partidos políticos denunciaron la arbitrariedad de las detenciones e informaron de que a ambos opositores se les ha recluido de nuevo en Ramo Verde.
La única explicación dada hasta ahora por las autoridades viene del Tribunal Supremo de Justicia: “Se recibieron por fuentes de inteligencia oficial información que daba cuenta de un plan de fuga”.
Países de la región como Brasil o Argentina, Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU condenaron esta vuelta a la cárcel, y España anunció que propondrá a sus socios comunitarios “medidas adicionales restrictivas” a Venezuela, contra cuyos dirigentes ya dictó el Gobierno de  Washington sanciones en los últimos días previos a la Constituyente. l

La detención de López y Ledezma aumenta presión sobre Venezuela