Rajoy ve en sus mayorías absolutas el “pacto de verdad” y de la “sensatez”

GRA067. TOLEDO, 02/05/2015.- El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, interviene en el acto de presentación de la candidata del PP a la reelección en la Presidencia de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospe
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió las mayorías absolutas del PP como el “pacto de verdad” y el “pacto de la sensatez” que se hace con los ciudadanos, frente a los pactos o acuerdos entre varios partidos políticos.
Lo hizo en Castilla y León, comunidad donde los populares llevan gobernando veintiocho años, veinticuatro de ellos con mayoría absoluta, y que ha puesto de ejemplo de ese “pacto de éxito” y de “sentido común” entre los ciudadanos y el PP.
“Eso sí que es un pacto político y no algunas de las cosas que se nos anuncian ahora”, añadió Rajoy, quien también advirtió de que el PP aún “no ha tocado techo” en esta región, que por cierto es la única en la que el CIS pronostica que el PP conseguirá mayoría absoluta.
En este último fin de semana de campaña, en el mitin del PP en Burgos, el jefe del Ejecutivo se centró sobre todo en la política castellanoleonesa, pero no se olvidó de hacer un repaso a la situación económica española e insistir en que el “mayor riesgo” de la recuperación es volver a las recetas socialistas.

sobran adanes
Y tampoco omitió su ataque a las nuevas formaciones políticas, al advertir que “sobran adanes” y reiterar que en estas elecciones “se eligen gobernantes y no tertulianos, ni estrellas de la televisión ni productos de márketing”.
En un sentido similar se pronunció el presidente de honor del PP, José María Aznar, que avisó contra los gobiernos débiles, que ejemplificó con el caso de Andalucía, que son “la mejor receta para el fracaso, el retroceso y el empobrecimiento” por la falta de estabilidad frente al PP, que siempre defiende los mismos principios.
El expresidente del Gobierno arropó en el segundo y último fin de semana de campaña a las candidatas del PP a la Comunidad y la Alcaldía, Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre, en un mitin en el que defendió la gestión de la actual alcaldesa de Madrid, Ana Botella, quien también intervino.
José María Aznar advirtió de la trascendencia de estas elecciones e invitó a mirar lo que ocurre en Andalucía, donde, tras tres votaciones, Susana Díaz (PSOE) no logró ser investida, comunidad que puso como ejemplo de lo que sucede cuando hay debilidad política: “Si eso es lo mejor que tienen, Dios mío, cómo será lo peor”, espetó.
Criticó también a aquellos que presentan la inexperiencia como una garantía y una virtud y cargó contra los miembros de Podemos, a los que calificó como “cuatro revolucionarios de salón importados de Venezuela”.
Aznar dijo que sabe lo que es “heredar” un país con un 24 por ciento de paro y la Seguridad Social “quebrada” y también sostuvo que el PP ha salvado “dos veces” el estado de bienestar de la quiebra.
Aznar hizo también una defensa de la gestión de su esposa, Ana Botella, en la Alcaldía de Madrid en unos “años horribles” en los que han pasado cosas “ingratas e injustas”, pero aún así supo aportar más que nadie para sanear las cuentas públicas. n

Rajoy ve en sus mayorías absolutas el “pacto de verdad” y de la “sensatez”