El futuro de la estación de autobuses se definirá en el plazo de un año

El Ideal Gallego-2020-02-09-007-261f2610
|

El futuro de los terrenos que ocupa en la actualidad la estación de autobuses quedará definido en el plazo aproximado de un año, de manera que se determine qué sucederá con un espacio del que la Xunta y el Ayuntamiento aseguran poseer la titularidad.

Durante las negociaciones sobre la estación intermodal, la Administración local y la autonómica acordaron que esta cuestión se dejase para más adelante para que no se pudiesen producir nuevos retrasos en la futura infraestructura de San Cristóbal. A pesar de ello, es uno de los puntos que el Adif pretende que figure en el convenio marco de la intermodal que deben suscribir las tres administraciones implicadas.

La estación de autobuses no quedará liberada hasta que los autocares se puedan trasladar a la intermodal, pero antes se tendrá que definir su futuro. 

En la propuesta de arreglo sobre la estación intermodal se refleja que será necesaria la suscripción de un convenio para la transformación urbanística de estos terrenos y que está prevista en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM).

Según el planeamiento municipal, en este espacio está prevista la creación de una gran zona verde y la posibilidad de incluir dos edificios, de 16 y ocho alturas, y que se ubicarían en la zona cercana a Alfonso Molina en la que hay una fuente que en verano es utilizada por algunos bañistas. 

En total es una superficie de más de 74.000 metros que quedarán liberados y en el que las zonas verdes serán las principales protagonistas. Todo ello en una zona que en los próximos años podría elevar su potencial actual con diversas actuaciones como la estación intermodal.

Por su parte, desde el Gobierno autonómico todavía no tienen definido el uso que se daría a este espacio, aunque siguiendo el modelo de lo sucedido en otras ciudades gallegas se estudiarán las necesidades administrativas de la Xunta en A Coruña para su configuración final.

El Ayuntamiento se ciñe a las referencias catastrales para asegurar que se trata de unos terrenos de titularidad municipal, mientras que la Xunta defiende que posee un documento de cesión por parte del Gobierno central que le otorga el espacio que ocupa actualmente la estación de autobuses así como otros lugares cercanos a ella.

Hasta el momento ambas administraciones evitaron entrar en discusión directa sobre estos terrenos al entender que es una cuestión que pueda esperar, justo lo contrario que ocurre con la estación intermodal, que ya acumula numerosos retrasos. Así, será una cuestión a abordar una vez que la intermodal tenga el visto bueno definitivo.

El futuro de la estación de autobuses se definirá en el plazo de un año