El alcalde anuncia que en julio se clausurará la oficina de recaudación de Santa Cristina

La oficina de recaudación de Santa Cristina fue cedida al Ayuntamiento por la extinta Caixa Galicia | pedro puig
|

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, anunció ayer que la oficina de recaudación de tasas municipales de Santa Cristina se clausurará el próximo mes de julio.

El cierre de las instalaciones, ubicadas en las inmediaciones de la glorieta de acceso a este núcleo de la parroquia de Perillo y que fueron cedidas en su momento por la extinta corporación Caixa Galicia, implica que los contribuyentes deberán realizar los pagos en las nuevas dependencias de A Rabadeira, o en las entidades financieras colaboradoras.
El traslado se llevará a cabo después de que a principios de este año el Ayuntamiento adquiriese un edificio al Banco Pastor, situado en pleno centro del casco urbano oleirense y en las inmediaciones de la casa consistorial, por 550.000 euros.

La iniciativa permitirá facilitar los trámites administrativos a los vecinos, al centralizar las dependencias públicas en A Rabadeira, donde se encuentran el resto de dependencias municipales.

La futura instalación consta de bajo y cuatro plantas, cuenta con una superficie de más de 1.000 metros cuadrados y se encuentra en perfecto estado de conservación para su inmediata utilización.

Deficiencias
El mandatario local aseguró en reiteradas ocasiones que los empleados municipales que realizan su labor en la oficina de Santa Cristina soportan unas condiciones indignas debido a las deficiencias del inmueble.

García Seoane indicó también que denunció varias veces a la comunidad de vecinos del inmueble por esta situación pero sin que se solucionase nunca el problema de los trabajadores.

El alcalde anuncia que en julio se clausurará la oficina de recaudación de Santa Cristina