El número de hogares coruñeses tan solo crecerá un 1% en esta década

El Ideal Gallego-2015-11-03-003-c916b2d0_1
|

La población evoluciona, los datos de empadronamiento también y, por tanto, de igual forma está previsto que lo hagan los hogares. En los diez años comprendidos entre 2014 y 2023 el número tan solo se incrementará en un 1,4% en el área geográfica de A Coruña. Pese a ese dato que invita a pensar en un importante cambio a nivel social y una ralentización demográfica, el entorno  representará un 41% de las familias de la provincia. Una de las variaciones más importantes será, según un estudio, la caída de las unidades familiares o grupos de tres miembros.
El número de hogares coruñeses aumentará un escaso 0,8% entre 2014 y 2018. Es decir, se pasará de las 178.899 unidades a las 180.374. El dato se elevará tan solo seis décimas más, hasta un 1,4%, si la comparativa se establece con 2023 (de 178.899 a 181. 417). Un estudio publicado estos días por el Instituto Galego de Estatística (IGE) refleja esta mínima evolución de la ciudadanía coruñesa en los próximos años. 
Las cifras a nivel autonómico caerán por lo que, pese al crecimiento casi vegetativo, A Coruña mantendrá su representatividad en Galicia. Es decir, si el año pasado –que se tomó como referencia para el informe– el 16,8% de los gallegos que compartían casa estaban en la comarca, justo cuando se cumpla una década el porcentaje subirá al 17. 

cambio de tipología
Respecto a la provincia apenas se notará la evolución porcentual pues la variación será e cinco décimas porcentuales (del 40,47 al 41%). Al margen de estos parámetros, uno de los puntos más destacables del informe es el cambio en el sistema en el que se organizarán los considerados hogares. 
Mientras que el número de familias todavía entendidas como de las más habituales, las de tres miembros, se precipitará pasando de las 47.920 a las 47.684, todo lo contrario ocurrirá con las viviendas individuales o de dos personas. 
Aun sin unas conclusiones que acompañen el estudio, semeja que el modo de vida o el modelo se modificará de forma notable en los próximos años. 
Así, según los expertos que han intentado predecir el futuro, habrá más viviendas en las que solo vivirá una persona. Es decir, si en el pasado ejercicio algo más de 40.000 familias estaban en esta situación, al cierre de la década habrá más de un millar más.
Lo que sí es cierto es que el aumento será muy paulatino, pues el incremento apenas se notará de anualidad en anualidad. Algo similar ocurrirá con los de tamaño de dos personas, pues crecerá en un 3% (un 2,8%). De este modo se mejorará en alrededor de 1.500. 

más gente
La otra predicción del IGE que llama más la atención es la que se refiere al incremento de las casas cuyo tamaño relativo a la ocupación será de cuatro o más personas. 
La valoración es que de las 40.878 de 2014 se pasará a las 41.118 que habrá en el área coruñesa en 2023. Lo que no aclara el estudio es si los vecinos tendrán más hijos, si estos abandonarán más tarde los hogares paternos por falta de expectativas laborales o si otra crisis obligará a regresar a casa de los progenitores o compartir piso. n

El número de hogares coruñeses tan solo crecerá un 1% en esta década