Barcón: “Si fuera Negreira, me sentiría preocupado”

El Ideal Gallego-2014-05-26-014-358a340c
|

El júbilo en la Casa del Pueblo empezó a aflorar a partir de las ocho, con el cierre de los colegios electorales. El primer aviso provino de la mesa de Padre Rubinos y poco a poco se sumaron Labañou y Eirís. Para las diez y media de la noche, las noticias eran tan positivas que la portavoz socialista, Mar Barcón, pidió silencio. “Es la primera noticia que tenemos que celebrar en tres años”, proclamó. Y la gente rompió a aplaudir.
Tras agradecer el esfuerzo de los socialistas, les animó a seguir trabajando en el año que queda para las municipales. Porque a nadie se le ocultaba que, en el fondo, se trataba de eso, y se comparaba la relativa victoria que suponía la recuperación de votos con la debacle de hace tres años. “Hay una pérdida absoluta de confianza en el PP. Le otorgaron la mayoría absoluta y años después todo está peor”, proclamó Barcón.  Pero en la televisión, el mapa de España, todavía coloreado de azul, provocaba desencanto. “No entiendo nada”, “No hay quién lo entienda”, repetían. Los gráficos mostraban el voto de izquierdas repartido y al salir Pablo Iglesias alguien gritó “¡Demagogo!”.

 EU, por el frente común
De lo contrario, de un frente común de izquierdas, era de lo que hablaba César Santiso en la sede de EU tras ver los resultados de AGE, la coalición que forma con Anova : “É o fin do bipartidosmo. Isto proba que é posible unha alternativa de esquerda, un frente común”.
“Agora podemos facer un frente de esquerdas no concello”, señaló Santiso De hecho, los militantes de EU se dirigieron al bar de enfrente. Había motivos para celebrar. n

Barcón: “Si fuera Negreira, me sentiría preocupado”