Los comerciantes de Monte Alto piden al Ayuntamiento una “zona mixta” de aparcamiento

Las calles aledañas a la de la Torre son zona verde | patricia g. fraga
|

Desde hace casi dos semanas, los operarios se afanan en la reforma de la calle de la Torre, donde se han eliminado 32 plazas de aparcamiento para poder ensanchar las aceras. El Gobierno local está convencido de que supondrá una ventaja para el comercio de la calle, que contará con un espacio que invite a detenerse y contemplar los escaparates, en vez de unas estrechas aceras para circular. Pero los comerciantes siguen preocupados por el problema de las plazas de aparcamiento y han solicitado, a través de la asociación de vecinos, que se convierta la zona verde de aparcamiento para residentes en una “mixta” donde también puedan estacionar visitantes en horario comercial.
A pesar de que el mes pasado, el Ayuntamiento celebró un encuentro vecinal donde explicó todos los pormenores del proyecto, no ha conseguido aplacar todas las inquietudes de los afectados, a pesar de que todos estaban de acuerdo en que la calle de la Torre venía necesitando una renovación desde hacía tiempo.

La Concejalía de Regeneración Urbana y la de Movilidad Sostenible creó 56 nuevas plazas en la avenida de Zalaeta, junto a la mediana. Sin embargo, los comerciantes temen que estos aparcamientos les sean menos útiles a ellos que a los pequeños empresarios de otras zonas cercanas, como la de la calle Real, si los clientes optan por no subir la cuesta que lleva a la calle de la Torre. Por eso piden que se adopte la solución del aparcamiento mixto. La presidente de la asociación de vecinos, Raquel Olveira, asegura que las plazas de las calles aledañas están infrautilizadas.
A través de la asociación de vecinos, los comerciantes han presentado toda una batería de propuestas, muchas de las cuales ya habían presentado directamente al Gobierno local, como mejorar el alumbrado público y enterrar el cableado que cuelga de las fachadas de algunos edificios.

También quieren que se lleven a cabo medidas para mejorar la estética, como obligar a los propietarios de los locales abandonados a limpiar de las fachadas los carteles que se acumulan y que sustituya el vallado precario que cerca muchos de los solares abandonados del barrio por otro más resistente. Son 28 los negocios que suscriben el documento presentado por la asociación y que reclaman, sobre todo, una participación más directa.

Los comerciantes de Monte Alto piden al Ayuntamiento una “zona mixta” de aparcamiento