Junqueras y los exconsejeros de ERC acatan el 155 y omiten la vía unilateral

|

El exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña Oriol Junqueras y el resto de exconsejeros de ERC encarcelados desde el pasado 2 de noviembre remitieron un escrito al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en el que piden su puesta en libertad y dicen acatar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, si bien afirman que no renuncian a sus convicciones políticas, aunque prometen defenderlas por “las vías del diálogo y la negociación”.

Elementos relevantes
En el escrito presentado al nuevo instructor de la causa por rebelión, sedición y malversación de caudales públicos en la que están imputados los antiguos miembros del Govern, la defensa de Junqueras, Raúl Romeva, Carles Mundó y Dolors Bassa pide para todos la libertad provisional o una “medida cautelar menos gravosa”, así como que Llarena les cite a declarar “a los estrictos términos de discutir los elementos relevantesl”.
Aunque en una parte del escrito los imputados destacan que fueron citados a declarar “pese a ostentar legítima y democráticamente la condición de miembros del Gobierno de Cataluña”, después señalan que lo hicieron “ya como exconsejeros o exmiembros del Gobierno”.
“El cese en el desarrollo de sus tareas y responsabilidades de gobierno no se planteó como una estrategia defensiva, sino como una decisión personal de todos mis mandantes”, explican.
Subraya que, en su opinión, en el denominado “procés” no existen “indicios de la concurrencia de los delitos de rebelión y sedición, pues no hay constancia de los elementos típicos del alzamiento violento o tumultuario”.
Es más, consideran que los hechos por los que se les imputa rebelión, sedición y malversación no son más que “el legítimo ejercicio de derechos fundamentales que deberían ser protegidos en lugar de perseguidos”, ya que es “la propia Constitución Española” la que, en su opinión, debe “proteger al disidente político dentro de sus principios de tolerancia al discurso político pacífico, incluso cuando dicho discurso es perturbador o chocante”.
Por su parte, los exconsellers Josep Rull, Jordi Turull y el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez piden comparecer ante el magistrado del Tribunal Supremo que instruye las causas judiciales por el “procés”, Pablo Llarena, y solicitan su excarcelación al entender que no se cumplen ninguno de los supuestos de la prisión preventiva decretada por la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela por su implicación en la deriva soberanista catalana.
Así lo formuló su letrado en sendos escritos presentado en el alto tribunal en el que también se reivindica, en el caso de los exconsejeros encarcelados del PDeCat, que se anule la fianza de 6,2 millones de euros impuesta por la juez Lamela contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y sus treced exconsejeros por la celebración del referéndum catalán ilegal el pasado 1 de octubre. Fuentes de la defensa explicaron que estos son los aspectos generales de los recursos.

Junqueras y los exconsejeros de ERC acatan el 155 y omiten la vía unilateral