En A Coruña se registran el 16% de los robos de vehículos de Galicia

Un vehículo robado fue localizado en enero en el fono del puerto de San Pedro de Visma, convertido en un siniestro total pedro puig
|

En la ciudad cada vez se roban más vehículos. De hecho, según las últimas estadísticas que publica el Ministerio de Interior, en A Coruña se cometieron durante el primer trimestre del año un 16% de robos de vehículos a motor registrados en toda la comunidad autónoma, que fueron 238. Fuentes policiales consultadas consideran que se trata de un incremento significativo porque aunque la cifra sea solo de 38 vehículos en un trimestre, es un 46% más que en el mismo período del año anterior. Además, también cambia el móvil del robo, que ahora se enfoca hacia la obtención de las piezas más caras.
Históricamente, la sustracción o de vehículos tendía a bajar debido a las continuas medidas de seguridad que se han ido implantado en todos los modelos desde hace más de una década, a medida que la informática se iba haciendo un hueco en los turismos, y el robo requería más habilidad. “Antes ocurría más, pero lo que teníamos era el típico coche que se robaba y acaba en Penamoa”, explica un policía.
La mayor parte de estas sustracciones tenían que ver con el tráfico de drogas, y la delincuencia callejera: sujetos que se hacían con un vehículo para transportar una sustancia, o que lo empleaban para cometer algún delito y luego darse a la fuga en él. Cuando acudían al poblado de Penamoa, que era conocido como el supermercado de las drogas del Noroeste, le prendían fuego antes de abandonarlo.

incidentes
Pero eso ha cambiado. Algunos de los robos de vehículos son menores, como el caso que tuvo lugar la semana pasada, donde un sujeto robo una moto en Fonteculler y fue descubierto en Palavea, escondiendo el vehículo en un callejón. Otro son más difíciles de aclarar, como el que sufrió la náutica Cadenote, en Sada, uno de cuyos vehículos apareció el 12 de enero en el fondo del puerto de San Pedro de Visma, en O Portiño, del que fue sacado por los bomberos.
Pero muchos de los coches que desaparecen no se encuentran jamás, ni siquiera sus restos calcinados. Desde la asociación empresarial del seguro, Unespa, aseguran que “en los últimos tiempos se detecta un repunte en los robos de los catalizadores. Es decir, un aumento en el robo de pieza”, pero que también se exportan a otros países “de Europa del Este y Norte de África”.
En todo caso, el robo de vehículos no es un problema presente solo en A Coruña; tanto Lugo como Vigo han registrado incrementos mayores en esta tipología delictiva. En Lugo, la subida ha sido de un 50% y en la ciudad olívica, del 53%. Sin embargo, en las otras dos grandes ciudades de la provincia (Ferrol y Santiago), sí ha bajado hasta convertirse en algo anecdótico.

En A Coruña se registran el 16% de los robos de vehículos de Galicia