El ministro para el Brexit cree que una lucha interna sería catastrófica

El ministro británico para el Brexit, David Davis, durante una entrevista a la cadena BBC | reuters
|

El ministro británico para el Brexit, David Davis, coincidió en señalar ayer que una lucha interna en el Partido Conservador sería “catastrófica” para las negociaciones recién iniciada y defendió que Theresa May es una “muy buena primera ministra”, a pesar de la caída de diputados en las últimas elecciones parlamentarias.


“Seré absolutamente claro, sigo pensando que tenemos una muy buena primera ministra en estos momentos. Sé que está sometida a mucha presión, pero la he visto en acción (...) y creo que es muy buena, que toma buenas decisiones”, defendió Davis durante una entrevista a la cadena BBC.


Menos de una semana después de que el Reino Unido iniciase sus negociaciones con la UE –representadas en este último caso por el excomisario francés Michel Barnier–, Davis subrayó la necesidad de tener un “telón de fondo estable” en Londres, donde se oyeron ya voces críticas contra May por el mal resultado de los últimos comicios.


El negociado británico respondió afirmativamente a la pregunta de si una nueva disputa interna en el Partido Conservador acarrearía consecuencias “catastróficas” para el diálogo y llamó a mantener la calma de cara a un proceso que afronta confiado.

Negociaciones
En este sentido, defendió que los veintisiete países restantes de la UE están “muy interesados” en obtener un buen acuerdo, pero evitó ser tajante al respecto. Sobre la posibilidad de que las negociaciones se cierren con un pacto en materia de libre comercio, dijo: “Esto bastante seguro, no al 100% porque es una negociación”.
Davis también apuntó que un mal acuerdo sería mejor que uno de “castigo” y advirtió de que, en tal caso, se levantarán de la mesa. “Tenemos un plan para eso”, apostillado en la entrevista.


Cuando el periodista le recordó a Davis que anteriormente había “garantizado” que se llegará a un pacto, el ministro incidió en que la situación es imprevisible.


“Podemos estar seguros de que habrá un acuerdo, pero, sobre si será el acuerdo que quiero, que es el de libre comercio, el acuerdo aduanero y todo lo demás... estoy bastante seguro, pero no tengo la certeza”, manifestó.


Davis, describió además al negociador de la UE, Michael Barnier, como “muy francés, muy elegante”, y aseguró que quiere conseguir un resultado “que beneficie a ambas partes".

El ministro para el Brexit cree que una lucha interna sería catastrófica