El fiscal ve acertado citar ahora a Mas porque en campaña era “poco sensato”

Catalan President Artur Mas reacts during a joint news conference with Oriol Junqueras, leader of Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), and Raul Romeva, a former university professor and member of the European Parliament (unseen) in Barcelona, Spain, S
|

La Fiscalía Superior de Cataluña aseguró ayer que hubiera sido “poco sensato” citar al presidente de la Generalitat, Artur Mas, por el 9-N en plena campaña electoral y defendió su imparcialidad.
Así lo afirmó ayer  en un comunicado emitido “ante afirmaciones mediáticas y políticas” emitidas tras la citación como imputado para el 15 de octubre, tras admitirse varias querellas por desobediencia.
La Fiscalía consideró que la fecha escogida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para citar a Mas responde “adecuadamente tanto a la necesidad de recoger un mínimo de evidencias sobre los hechos objeto de investigación como al respeto al reciente proceso electoral”.

Reacciones
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, saludó ayer que la imputación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, por la convocatoria de la consulta del 9 de noviembre no haya coincidido con la campaña de las elecciones catalanas, ya que, según expuso, los nacionalistas “siempre” buscan el “victimismo”.
“Creo que es positivo que no haya coincidido con la campaña electoral porque, como hemos visto, los nacionalistas siempre intentan proyectar esa sensación de victimismo y, sobre todo, desprecio a instituciones que desde hace muchos en España son independientes”, aseveró.
Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó de modo rotundo ayer que su Ejecutivo “no tiene nada que ver” con la imputación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, por la consulta alternativa que convocó el pasado 9 de noviembre. Tras defender la separación de poderes, pidió a “todos” respetar y acatar las decisiones judiciales.
Al respecto, calificó de “falso” y “profundamente injusto” atribuir al Ejecutivo central la decisión del tribunal.
En la misma línea, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró que “está perfectamente garantizada la independencia y la objetividad en cualquier decisión que se tome”. “Además de la garantía, profesionalidad e independencia del instructor está también la garantía del procedimiento. Un procedimiento independiente, donde las partes alegan lo que consideran mejor a su derecho”, señaló el ministro.
La exministra y actual secretaria de Política Internacional del PSOE, Carme Chacón, afirmó que, en el proceso contra el presidente catalán en funciones, Artur Mas, vio “dos anomalías que hacen un flaco favor a la democracia por la confusión de poderes”. Mencionó contra Mas la avanzase la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y también a que Catalá, haya “anunciado que ellos han decidido los tiempos de esto”. 
Por su parte, la número 3 de Junts pel Sí, Muriel Casals, interpretó que la imputación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, le convierte en una “víctima de la democracia”, y acusó a la justicia de actuar políticamente en vez de actuar como tercer poder.

El fiscal ve acertado citar ahora a Mas porque en campaña era “poco sensato”