Procesado por acosar a su ex con casi 300 mensajes

|

Un delito de coacciones y otro de amenazas de género pueden costar cerca de tres años de cárcel al veinteañero llamado a ocupar el banquillo del juzgado de penal 6 el próximo día 28 tras una denuncia de la que hasta 2011 fue su compañera sentimental. La Fiscalía lo culpa de haber protagonizado una campaña de “hostigamiento y acoso” que tenía como objetivo conseguir que la joven volviese con él, pero que lo que consiguió fue “atemorizarla y perturbar su vida diaria”.

En esa campaña se incluyen los 286 mensajes de texto que recibió la denunciante en su teléfono móvil en las semanas posteriores a la ruptura. El escrito de acusación recupera el contenido de algunas comunicaciones por resultar injuriosas, como la recibida en abril de 2011, donde se tachaba a la joven de “puta sidosa de mierda”.

Pero el juicio no abordará solamente las llamadas y mensajes. También las visitas que, según la acusación, protagonizó el joven tanto al domicilio de su expareja como a su lugar de trabajo. El juzgado especializado en violencia sobre la mujer impuso al ahora acusado la prohibición de acercarse a la chica a raíz de una de esas visitas, en la que, según se recogió en la denuncia, este la increpó con gritos como “te voy a arrancar la cabeza”, después de haber pasado varias veces con el coche por delante de su trabajo.

Procesado por acosar a su ex con casi 300 mensajes