“Un rival que está luchando por su vida es muy peligroso”

Deporte Campeón-2016-02-26-003-198cdcce_1
|

 

Savia nueva para el Deportivo en el final del invierno. Después de haber superado una lesión de tres meses de duración, el costarricense Celso Borges regresó el pasado sábado al equipo en Cornellá e intentará aportar de aquí hasta fin de curso parte de la frescura perdida por el equipo.
En la rueda de prensa de ayer en Abegondo, el ‘tico’ puso en relieve el error que sería enfocar el duelo del domingo ante el Granada por un exceso de confianza al ver al adversario colista de la clasificación.
“Nos hemos enfrentado a rivales en situaciones muy peligrosas, equipos que venían de una dinámica negativa y que querían revertir la situación y no podemos permitir que así sea. Un rival que está luchando por su vida es muy peligroso”, aseveró el ‘22’ herculino, al tiempo que destacó la importancia del cambio de entrenador del club andaluz.
“A ver cómo responden a un cambio de entrenador. Es un factor anímico importante en los equipos y se hace difícil de analizar porque cada entrenador tiene una idea y estamos expectantes, pero no creo que en una semana haya mucho cambio”, consideró.
Celso Borges está convencido de las posibilidades de éxito coruñesas, tomando como referencia los buenos resultados cosechados esta temporada frente a rivales directos en la pugna por la permanencia.
“Los puntos que hemos sumado ante rivales directos son muy importantes y este domingo tenemos una muy buena oportunidad para seguir consolidándonos en un buen puesto en la tabla. Es importante sumar en este partido y los que vienen”, puntualizó.
El centrocampista, que confía en que la afición blanquiazul siga apoyando al equipo con la misma intensidad de todo este ejercicio, reflexionó en voz alta acerca de la fiabilidad defensiva de un conjunto que se ha acostumbrado a recibir tantos en estas últimas jornadas.
“Nuestra virtud esta liga es que hemos sido siempre muy seguros en nuestras dos primeras líneas de defensa y por ahí tenemos que seguir por más que ellos tengan gente peligrosa arriba o muy rápida”, apuntó.
En esta línea de pensamiento, Borges se considera preparado para integrar un engranaje defensivo capaz de frenar a atacantes de la talla de los granadinos Peñaranda, Success, Rochina o El Arabi. 
“El entrenador ha presentado varias opciones de cómo pretende afrontar los partidos y nosotros estamos preparados para cualquier situación que él decida”, admitió.
“En esa posición —tercer mediocentro— lo que pide el entrenador son movimientos contrarios para los dos interiores, lo que no está haciendo uno, hacerlo el otro, y luego hay muchas variantes. Cualquier jugador en esa posición lo puede hacer bien”, abundó.
Con 32 puntos en su casillero, el RC Deportivo de La Coruña daría un paso de gigante en caso de amarrar un triunfo que se resiste desde el 19 de diciembre de 2015; acumular 35 puntos a falta de doce jornadas de Liga sería toda una garantía para los blanquiazules en su objetivo por aferrarse otra temporada más a la ‘Liga de las Estrellas’.
“Estamos cada partido más cerca de conseguirlo y no hacemos nada haciendo duelo sobre lo que ya pasó. Hay que enfocarse en la victoria. Somos conscientes de ese dato y queremos revertirlo”, dijo el costarricense, que será una de las piezas de contención fundamentales para maquillar la importantísima baja por lesión de Sidnei Rechel, uno de los mejores centrales más solventes de la Liga.
“Sidnei es un jugador muy importante, lo ha sido toda la liga, para mí es un jugadorazo, pero hay gente preparada para suplirlo. En el vestuario contamos con gente para esa posición”, recalcó el pivote herculino.
El pasado sábado en campo del Espanyol de Barcelona regresó a la actividad después de tres meses en el dique seco debido a la fractura del quinto metatarsiano de su pie izquierdo, una lesión que ya ha dejado aparcada para tratar de dar lo mejor de sí en beneficio del equipo.
“Físicamente estoy bien, no siento molestias, estoy en forma, pero me habría encantado reaparecer con el equipo ganando”, explicó un Borges encantado por el discurrir de su recuperación física. “El cuerpo respondió bien y fue un poco más rápido el plazo de recuperación; Pablo —el recuperador del Deportivo— es un fenómeno. A mí me ayudó muchísimo”, concluyó.

“Un rival que está luchando por su vida es muy peligroso”