España no aceptará un pacto ilegal con deportaciones colectivas

Migrants wade across a river near the Greek-Macedonian border, west of the the village of Idomeni, Greece, March 14, 2016. REUTERS/Alexandros Avramidis
|

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, dejó claro que España no aceptará en la cumbre en Bruselas este jueves y viernes un acuerdo con Turquía para atajar la crisis de inmigración que permita “expulsiones colectivas” que son contrarias a la legalidad internacional y al derecho europeo o que no garantice “la protección” de los refugiados en cuanto a su derecho al asilo.
Margallo dejó claro que la propuesta sobre la mesa para que Turquía acepte de vuelta no solo a los inmigrantes económicos irregulares que llegan a Europa sino también a los refugiados sirios para el Gobierno en funciones “desde el primer momento” es “inaceptable” porque es “contraria a la legalidad internacional, a la Convención de Ginebra y los Tratados europeos, en concreto el artículo 78 del Tratado de Funcionamiento (de la UE)” y “a las directivas de retorno”.
Al ser preguntado si España vetará un acuerdo con Turquía si no es legal, como el que está ahora sobre la mesa, el jefe de la diplomacia española avisó de que para que el acuerdo “sea posible” entre la UE y Turquía para España, en primer lugar, “tiene que ser respetuoso con la legalidad internacional y eso excluye la posibilidad de expulsiones o de retornos de carácter colectivo”.
Pero también deberá garantizar que es “respetuoso con los derechos humanos de las personas que tienen que huir de su país por razones de persecución de cualquier tipo” y ello exigiría que “cada una de las personas” que tiene “derecho al asilo” pueda “exponer sus razones”, que estas sean “consideradas de acuerdo con el procedimiento legal” y en caso de “ser denegada” su petición de asilo, que “tenga derecho al recurso y, en el supuesto en el que pierda el recurso, que sean deportadas a un país que les garantice la protección, el respeto de su integridad física y el respeto de su dignidad”.
“Esas son las líneas claras del Gobierno español en las que intentaremos llegar a un acuerdo con la oposición”, explicó Margallo en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE.
Por su parte, la Comisión Europea defendió que el acuerdo alcanzado el lunes entre los líderes de la UE y Turquía para deportar a este país a todos los inmigrantes que lleguen a Grecia, incluidos los refugiados sirios, es un acuerdo legal
“Para la Comisión, el preacuerdo que fue aprobado el lunes pasado es un acuerdo legal. El presidente mismo (por el presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker) lo afirmó en la Cumbre y en la rueda de prensa”, expresó el portavoz de la Comisión Europea Margaritis Schinas.
Por otro lado, el portavoz comunitario insistió en varias ocasiones en que se trata de un preacuerdo, y no de un acuerdo final. “La terminología es importante”, señaló antes de asegurar que la actual es una “fase de transición” y de pedir “paciencia”.

España no aceptará un pacto ilegal con deportaciones colectivas