Las redes sociales piden la dimisión de Rubalcaba después de la debacle de los socialistas gallegos

Rubalcaba se dirige a la prensa para informar de la reunión del Comité Federal del PSOE efe
|

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no se presentaba a las elecciones ni en Galicia ni en el País Vasco, pero también se estaba jugando mucho en estos comicios, ya que un resultado airoso de los socialistas hubiera sido un agradecido espaldarazo a su liderazgo.

En contraposición, hay que ver si el revés tan doloroso que le dieron ayer las urnas puede tener también consecuencias en su futuro político. Incluso inmediatas. No en vano, las redes sociales han comenzado a llenarse de mensajes de ciudadanos que reclamaban la dimisión de Rubalcaba, incluida la socialista María Antonia Trujillo, ministra de Vivienda en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Y es que desde que se hizo con la Secretaría general del PSOE en febrero tras vencer a Carme Chacón en el congreso federal de Sevilla Rubalcaba tuvo que afrontar casi continuamente críticas internas, aunque larvadas, a su línea de oposición.

El único respiro se lo dieron en marzo pasado las elecciones asturianas y, sobre todo, las andaluzas, donde, contra todo pronóstico, el PP no consiguió la mayoría absoluta y el PSOE conservó la Junta con el apoyo de IU.

La esperanza era que ayer ocurriera algo similar en Galicia, donde los socialistas plantearon la campaña como una especie de plebiscito al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a sus políticas de recortes.

De hecho, el fracaso en Galicia escuece más en el PSOE que el del País Vasco, donde ya se daba por hecho que la entrada de la izquierda abertzale iba a restarles un buen puñado de escaños a los socialistas y que probablemente se quedaran con menos de 20 diputados.

La esperanza de que en Galicia pudieran arrebatar la mayoría absoluta al PP se mantuvo casi hasta el último momento. Rubalcaba y el PSOE fiaron su estrategia electoral en Galicia a una sola carta, la de identificar a Núñez Feijóo con Rajoy, y los gallegos le han dado la espalda.

Las redes sociales piden la dimisión de Rubalcaba después de la debacle de los socialistas gallegos