Decenas de denuncias contra el Café Royale del Centro de Ocio esperan una respuesta

22 noviembre 2014 A Coruña.- En el Cafe Royale, situado en la planta baja del centro comercial Los Cantones Village la presencia de los agentes del 092 se ha convertido ya en habitual y contra el mismo constan numerosas denuncias desde hace alreded

A lo largo del año que ahora concluye, han sido presentadas decenas de infructuosas y reiteradas denuncias contra el Café Royale, situado en la planta baja del centro comercial “Los Cantones Village”, frente a los jardines de Méndez Nuñéz y el hotel Atlántico.
En concreto, se han formalizado reclamaciones ante la Policía Local coruñesa, el Servicio de Alertas Epidemiolóxicas, la Dirección Xeral de Saúde Pública, la Axencia Turismo de Galicia, el Servicio de Disciplina Urbanística de A Coruña, la Consellería de Presidencia, el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de A Coruña y el propio concello.
Los sucesivos informes señalan que el citado local incumple los horarios de cierre establecidos y que permanece abierto transcurridas dos horas o más del límite legal permitido. Añaden los escritos, a los que ha tenido acceso este diario, que tampoco se cumple la reglamentación sobre ruidos, porque la música tiene un volumen excesivo que perturba las horas de descanso de los vecinos, especialmente de los huéspedes del hotel.
Por si estos hechos no fueran suficientes, los oficios enviados a las autoridades señalan que en el Café Royale se fuma de forma habitual, con el consentimiento de los propietarios, en espacios donde está prohibido y aquellos lugares habilitados para hacerlo no cumplen con los requisitos establecidos en la normativa.
Como los aseos generales del complejo se cierran a la hora a que obliga la ley, algunos clientes del Café Royale que salen del establecimiento más tarde orinan en los pasillos del centro comercial o en las puertas de otros locales, lo que ha provocado que algunos propietarios hayan abandonado sus instalaciones, originando un fuerte quebranto a la compañía explotadora del conjunto.
Los partes que cubren los empleados de la compañía de seguridad del recinto reflejan la amplitud y persistencia de las irregularidades y hasta existen actas notariales dando fe de las mismas.
Sin embargo, las notificaciones enviadas a los organismos competentes, encargados de tramitar estas denuncias y aplicar las sanciones, han sufrido un inusual peloteo, pasándose unas a otras la responsabilidad.
Se desconocen los misteriosos motivos de esa falta de interés en resolver un problema que ya ha adquirido un volumen preocupante y que, de no atajarse, será piedra de escándalo para la ciudadanía.

Decenas de denuncias contra el Café Royale del Centro de Ocio esperan una respuesta

Te puede interesar