Un astillero de Gijón construirá los atuneros previstos para Barreras

|

  El astillero Juliana, con sede en Gijón, construirá los dos atuneros de Albacora que inicialmente se iban a encargar a la empresa viguesa Barreras.

Así lo confirmó Sergio Gálvez, presidente del comité de empresa del astillero vigués, tras una reunión con los responsables de la empresa y el consejero delegado de Albacora.

Gálvez señaló que, en ese encuentro, le han trasladado al comité que en la decisión final de que estos buques se construyan en Asturias pesaron, fundamentalmente, motivos económicos.

Y es que construir estos barcos en Asturias costará 24 millones de euros, frente a los 34 millones presupuestados en Barreras, algo que para Gálvez es “raro” y lleva a pensar que existe “un acuerdo con la administración” asturiana para “el reflote de Juliana”.

“La oferta de Barreras para hacer esos barcos era una oferta de mercado y estamos hablando de casi diez millones de euros de diferencia”, señaló.

En todo caso, el presidente del comité dijo que la dirección del astillero vigués les trasladó que está “gestionando contratos” y que les dijo que, una vez abandonen el concurso de acreedores, no hay una posible marcha atrás.

 

Complicada > En este sentido, los responsables del astillero de Beiramar descartaron “ir a la liquidación de la empresa”.

Para el representante de los trabajadores de Barreras, resulta “complicada” la situación si el astillero sale del concurso “sin carga de trabajo”.

Ante esa situación de “buenas intenciones sin nada en concreto”, Gálvez avanzó que pedirán una reunión con la Consellería de Industria.

“El sector español está cerrado sin tax lease, ya que no hay mucha capacidad de contratación”, alertó Gálvez ante el bloqueo del sistema de exenciones fiscales en la UE.

Sobre los contratos con la mexicana Pemex anunciados por la Xunta, explicó que las empresas que construyen este tipo de barcos suelen necesitar el tax lease por lo que ve la situación “complicada”.

La salida del concurso de acreedores pasa por sacar adelante su plan de viabilidad que podría sufrir serias complicaciones si finalmente la armadora Albacora –propietaria del 20% de las acciones de Barreras– decide encargar dos atuneros a Julina en lugar de a la viguesa.

Hijos de J.Barreras entró en concurso hace casi un año tras entregar su último barco en cartera, un ferry de 180 metros de eslora, a la Naviera Armas. A su delicada situación económica se sumó la suspensión del tax lease, que le impide contratar barcos en los que está especializado como ferrys.

Un astillero de Gijón construirá los atuneros previstos para Barreras