“Los amigos se parten pero yo estoy metido en un lío”

Octavio Cadelo Tojeoro yihadista de narón
|

Octavio Cadelo Tojeiro, el vecino de Narón imputado por apología del terrorismo yihadista y menosprecio y humillación de las víctimas, se confiesa desorientado y sorprendido por la repercusión de su caso y por las imputaciones que se le hacen. “Se me puede acusar de crear alarma social o de mal gusto, pero no de hacer apología”, dice. Su objetivo, asegura, era crear conciencia en contra de esos grupos estampando sus logos e imágenes de alguna de sus violentas acciones en camisetas. 

La acusación parte de las camisetas serigrafiadas que vendes en tu tienda. 
Las camisetas las tengo desde hace un año o dos, no estoy muy seguro. Tengo camisetas de organizaciones judías, del M-19, de las fuerzas de defensa de Israel, de todo tipo... Veo logos que me parecen chulos y los utilizo, pero yo no apoyo el yihadismo. El revuelo se montó por la famosa camiseta de la decapitación, pero yo estoy en contra. Son acusaciones falsas. Se me puede acusar de crear alarma social o de mal gusto, pero no de hacer apología. Yo intento crear conciencia. 

Para que quede claro entonces, ¿sientes alguna simpatía hacia el yihadismo y sus actos terrotistas? 
No, no.. eso es una salvajada. En general yo estoy en contra del Islam político. No tengo nada en contra de la religión, pero yo no apoyo eso. ¿Cómo vas a apoyar eso?

¿Has tenido algún contacto con un grupo yihadista? 
No, no, qué va... Yo soy católico. No tengo nada que ver con el Islam. 

¿Por qué utilizaste entonces esas imágenes? ¿Por una cuestión estética?  
Por una cuestión estética puede ser, algunos logos son bonitos, pero yo qué sé... Es simplemente una manera de intentar concienciar del problema ese del islamismo, nada más. 

Vivías de tu negocio desde hace diez años ¿cómo crees que te puede afectar esto? 
Pues se está yendo todo al garete. No sé si sobreviviré. Es que estoy imputado por incitación al yihadismo y toda la pesca...

¿Vas a retirar las camisetas de la venta? 
El material ese lo voy a quitar, porque es problemático. Yo personalmente no lo veo, porque de hecho lo pones ahí y nadie te lo va a comprar, pero bueno, si no se puede, pues no se puede. No voy yo a cambiar el mundo poniendo unas camisetas a vender.

¿Cómo llevaste la detención y los interrogatorios? 
Bueno, lo malo es que no asimilaba bien todo lo que me estaban echando encima. Que si quería volver al año 711 con la Reconquista, que estaba adiestrando a gente, que tenía un montón de seguidores... La gente con la que me trato en las redes sociales se parte con mis chorradas. Entiendo lo de las camisetas, pero no que digan que soy yihadista, nada de eso. Pero si es algo que critico constantemente.

¿Cómo ha reaccionado tu entorno, qué te han comentado? 
Los amigos se parten la caja, pero estoy metido en un lío bastante grande.

“Los amigos se parten pero yo estoy metido en un lío”