Calvo cuestiona el informe sobre los indultos del procés porque señala un delito que no se identificó

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo | m. fernández (ep)
|

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, cuestionó ayer el informe de los fiscales del Tribunal Supremo sobre los indultos a los presos del procés, entre otras cosas, porque “abunda en la posición contraria de la propia Sala Segunda” que emitió su sentencia, e “identifica un delito” que el Supremo “no identificó”.

En todo caso, recordó que es al Consejo de Ministros al que le corresponde tomar las decisiones sobre indultos, y que puede hacerlo “en función de lo que emiten los informes” de los órganos correspondientes, “o al contrario de los informes”.

“De eso hay todo tipo de ejemplos de todos los Gobiernos”, afirmó en una entrevista en TVE al ser preguntada por ese informe en el que la Fiscalía se opone a los indultos para los doce condenados por el procés porque no han encontrado razones de justicia, equidad o utilidad pública que justifiquen aplicar la medida de gracia. A este respecto, la vicepresidenta criticó que ese informe “abunda en la posición contraria de la propia Sala Segunda” del Supremo que emitió la sentencia del procés, y añadió que “en un informe se pueden colocar muchas cosas dentro de las competencias, o incluso fuera de las que se tienen”.

“Identifica un delito que nuestro Tribunal Supremo no identificó”, apostilló en la pregunta sobre si cree que la Fiscalía se ha extralimitado con ese informe.

 

Un derecho para todos

Además, Calvo defendió que el indulto “es un derecho que tienen todos los hombres y mujeres de este país si están cumpliendo condena”. “Está en la absoluta normalidad y se puede decidir en función de lo que emiten los informes o al contrario de los informes”, recalcó.

En este sentido, Calvo insistió en que está dentro de la “normalidad procedimental” que el Gobierno atienda o no el criterio de los informes en sus decisiones, y también que el caso de los presos del procés se tramitará con la normalidad habitual.

“Tienen un contenido diferente por cuanto estos condenados lo han sido por hechos que influyen en la política, pero no dejan de ser indultos que se van a tramitar en los mimos términos”, dijo.

Sobre los plazos, la número dos del Gobierno rechaza que estos vayan en función del calendario electoral y ha desvinculado los indultos de las elecciones catalanas del 14 de febrero. “Los plazos de cualquier indulto no están en función de ningunas elecciones, están en función de los trámites y del tiempo que se tarda, que no es corto, precisamente”, avisó.

“Hay muchos Consejos de Ministros en los que se deniegan indultos y se aprueban indultos y están en función de unos plazos, que son varios meses, es decir, que esto no va con arreglo a ningún otro criterio que no sea garantizar el derecho que se tiene a pedirlo y el Gobierno ejerciendo las Competencias que la Constitución le otorga para poder aplicar este derecho que los ciudadanos tienen”, ahondó Calvo.  

Por su parte, el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, criticó que indultar a los presos del 1-O pueda servir para “aliviar la tensión”, ya que alerta de que el independentismo defiende que volverá a hacer lo mismo que en 2017.

“Nunca en la vida se ha conseguido pacificar o aliviar la tensión con aquellos que dicen que ‘lo volverán a hacer”, dijo en un comunicado, después de que el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, afirmara que el Gobierno tiene la obligación legal de tramitar los indultos.

Calvo cuestiona el informe sobre los indultos del procés porque señala un delito que no se identificó