Dieter Moure asume la presidencia de la CEG con una llamada a la unión “sin egos”

15/01/2016 El nuevo presidente de la CEG, Antonio Dieter Moure Areán, tras ser proclamado. Tiende la mano a su rival, José Manuel Pérez Canal, al que se impone por 10 papeletas en una ajustada votación ESPAÑA EUROPA GA
|

El presidente de la asociación de empresas de formación de Ourense, Antonio Dieter Moure Areán, salió ayer elegido como nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), con 102 votos, frente a los 92 que recibió el otro candidato, José Manuel Pérez Canal.
En la asamblea electoral participaron más de un centenar de miembros de la CEG –existe la opción de voto delegado–, de un total de 202 con derecho a voto (40 por la provincia de A Coruña, 32 por Pontevedra, otros tantos por Ourense, 30 por Lugo y 68 de las sectoriales). Con todo, en el recuento se contabilizaron 195 votos: los 102 de Dieter Moure, los 92 de Pérez Canal y uno en blanco.
El ourensano Dieter Moure sucede así en el cargo al vigués José Manuel Fernández Alvariño –histórico rival del presidente de la patronal coruñesa–, que solo estuvo al frente de la patronal dos de los cuatro años de mandato debido a la pérdida de apoyos que sufrió en la institución, que terminó abocándole a la convocatoria de comicios.
En su victoria fue determinante el voto de las confederaciones sectoriales (con un total de 68 vocales, debido a la pérdida de cuatro por falta de abono de las cuotas), puesto que A Coruña (con 40 votos) votó mayoritariamente a favor del ganador, pero Ourense (con 32 papeletas) y Lugo (con 30) se decantaron por el derrotado, así como Pontevedra (32).
En su discurso de proclamación, que incluyó citas de Napoleón y Cicerón, el ourensano Antonio Dieter Moure dio las gracias a los que le votaron, pero también a los que dieron su respaldo a su rival, al que tendió la mano sin “compromisos ni rencores”, para sentarse “juntos” a trabajar “por el interés” de la CEG. “Después de vivir tiempos difíciles y convulsos, tenemos que mirar hacia delante”, destacó. Tras empezar su intervención en gallego, apuntando que los días 15 son importantes para él, pues fue cuando tuvo a su hijo y también cuando se alzó al frente de la representación de los empresarios gallegos, el vencedor de estas elecciones apostó por “prestar atención a las lecciones del pasado” para “no repetir errores”.
Además, apeló a “olvidarse de egos y personalismos”, y abogó por “ir juntos”, con numerosos llamamientos a la unidad y al establecimiento de “molinos de concordia”.
Así, después de elogiar la figura del emprendedor, con palabras para las pymes y los autónomos y apelaciones a la innovación y el valor añadido y el trabajo como valor fundamental de la sociedad, Moure opinó que la historia de la CEG está “plagada de éxitos” y por ello recomendó “no contribuir” a la división.

Dieter Moure asume la presidencia de la CEG con una llamada a la unión “sin egos”