El superávit de la Seguridad Social disminuye un 65,8 por ciento respecto a 2012

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. EFE/Archivo
|

Las cuentas de la Seguridad Social registraron, a 30 de noviembre de 2013, un saldo positivo de 943 millones de euros frente a los 2.756,95 millones obtenidos en el mismo período del año anterior lo que supone que el superávit disminuyó un 65,8 %.

Según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, este saldo positivo de 943 millones es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 112.433,98 millones de euros, que aumentan un 2,77 %, y unas obligaciones reconocidas de 111.490,98 millones, que crecen un 4,54 %.

El crecimiento de los ingresos se explica fundamentalmente por el incremento de las transferencias recibidas del Estado por importe de 15.269,84 millones de euros, un 98,28 % del total presupuestado.

Los gastos pendientes de imputación presupuestaria a 30 de noviembre alcanzaron un importe aproximado de 686 millones de euros.

Dentro de los ingresos no financieros, las cotizaciones sociales ascendieron a 90.110,85 millones de euros, lo que representó una disminución del 2,78 % respecto al año anterior, como consecuencia del descenso de la cotización de ocupados en un 1,66 % mientras que la cotización de desempleados decreció el 12,54 %.

Las transferencias corrientes totalizaron 17.767,48 millones de euros, el 54,06 % más que las acumuladas a noviembre de 2012, debido fundamentalmente al aumento de las transferencias recibidas del Estado.

Los ingresos patrimoniales fueron de 2.762,13 millones de euros, con una disminución del 14,75 % respecto a un año antes, mientras que las tasas y otros ingresos aportaron 1.237,28 millones de euros a las arcas de la Seguridad Social, un descenso del 11,47 %.

Del lado de los gastos, las prestaciones económicas a familias e instituciones sumaron 104.042,51 millones de euros, de los que la mayor partida (99.287,35 millones) correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento del 3,94 %.

Dentro de las prestaciones contributivas, a las pensiones de invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares se destinaron 93.072,56 millones de euros, un 4,88 % más que el año pasado.

El gasto en incapacidad temporal se elevó a 3.845,16 millones, un 9,64 % menos, mientras que en maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo alcanzó los 1.938,04 millones, un 6,30 % menos.

En cuánto a las pensiones y prestaciones no contributivas, el gasto se situó en los 4.755,16 millones de euros (50,54 % más), de los que 2.371,09 millones fueron para pensiones y 2.384,07 millones para subsidios y otras prestaciones.

El superávit de la Seguridad Social disminuye un 65,8 por ciento respecto a 2012