El PP acusa al PSdeG de no querer pactar sobre la ley de suelo para perjudicarle

GRA159. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11/04/2014.- La presidenta del Parlamento Gallego, Pilar Rojo (de pié) preside la reunión de la Junta de Portavoces que se ha celebrado esta mañana en el Pazo del Hórreo de Santiago de Compostela
|

El diputado del PPdeG Román Rodríguez denunció ayer el “escapismo” del PSdeG en el debate de la Ley del Suelo. Así, ante la enmienda a la totalidad al dictamen de la comisión de estudio del nuevo texto presentada por el grupo socialista, Rodríguez consideró que el PSdeg está “más centrado en intentar no llegar a acuerdos, porque pueden entender que un acuerdo beneficia al PP”, cuando un acuerdo, dijo, “no beneficia a un partido, beneficia al país, beneficia a Galicia”.
Agregó que “esa posición de escapismo no le beneficia, en este paso, al partido socialista”.
Para el popular, tanto en ponencia como en comisión se ha realizado “un trabajo muy intenso”, con 32 comparecientes y un dictamen articulado en 12 grandes ejes sobre los principales problemas del urbanismo en la comunidad y 55 “ideas concretas” que se trasladan a la Xunta para la elaboración del anteproyecto que deberá remitir a la Cámara.
De estas ideas, Rodríguez resaltó la petición de que la Xunta elabore un único informe sobre los distintos aspectos sectoriales de la elaboración del planeamiento, lo que aportará agilidad y ahorro de mucho tiempo en esta tramitación.

Agente urbanizador
Además, el dictamen pretende la supresión en la legislación gallega de la figura del agente urbanizador, que nació en la legislación autonómica valenciana y supuso “una serie de problemas” que se pretenden evitar. Para Rodríguez, esta iniciativa “es una muestra palpable de que el PP, en este caso, está absolutamente en contra de mantener figuras que puedan favorecer la especulación o un mal uso del territorio”.
La tercera de las ideas que resaltó es la que se refiere a los planes básicos, ya que hay una gran diferencia de complejidad entre los municipios pequeños y los medianos y grandes, pese a lo cual, los primeros tenían que hacer planes como si fuesen de mayor tamaño y complejidad.
El diputado dijo entender la postura de AGE y la del BNG, ya que “tienen un modelo urbanístico que no está conectado con los ejes estratégicos del país y están desconectados de la realidad”.
Sin embargo, expresó su “sorpresa” porque el PSdeG intente “huir del acuerdo, ya que el modelo que plantea el PP y el PSOE es bastante común en los grandes ejes vertebradores”.
Sin embargo, el PSdeG consideró que el dictamen es un “disparate” y una “chapuza”, que podría tener el objetivo de legalizar actuaciones hoy ilegalizables.
En este sentido se manifestó el socialista Xosé Antón Sánchez Bugallo, quien expresó las dudas iniciales en la constitución de la comisión, con un período de trabajo de solo dos meses, “cuando llevamos 30 años discutiendo este tema” y el rechazo a que, previamente, se realizase un balance de la situación actual y un diagnóstico de los problemas.
Aunque inicialmente mantuvieron una postura de “prudencia” ante el texto que se facilitó para desarrollar los trabajos, Bugallo dijo que ahora pueden afirmar que “la propuesta es una versión reducida, empeorada y empobrecida de la ley en vigor”, por lo que “para este viaje no hacían falta alforjas”. Así, insistió en que es un “severo retroceso” sobre la ley actual y no elimina la inseguridad jurídica, “sino que la agudiza”, indicó.
A modo de ejemplo, señaló que en el caso de Santiago, donde él fue alcalde, durante la elaboración del plan general se modificó la norma hasta en siete ocasiones, lo que equiparó a que se cambie el reglamento del fútbol cada diez minutos de partido, “un disparate”, exclamó.

El PP acusa al PSdeG de no querer pactar sobre la ley de suelo para perjudicarle