La falta de crédito impide retomar la edificación a los promotores coruñeses

|

Hace algo más de un año la Asociación de Promotores Inmobiliarios de A Coruña (Aproinco) presentó un estudio sobre el stock de vivienda en la provincia en el que la ciudad y su entorno presentaban una cartera de nivel medio de pisos y casas nuevas aún sin propietario. Sin embargo, en los últimos meses el número de inmuebles se ha visto reducido por operaciones de compra-venta dejando algunas zonas sin oferta. Ante esta situación los promotores reconocen su interés por retomar la actividad, si bien recalcan que no lo hacen por la falta de financiación por parte de los bancos.
En junio del año pasado, Aproinco dio a conocer su informe del stock de casas nuevas en la provincia de A Coruña para desmentir las altas cifras que se barajaban desde las Administraciones. Por aquel entonces constataron que la lista de propiedades sin vender no estaba excesivamente abultada en la zona de A Coruña  y aunque no han actualizado los datos de forma oficial, el secretario general de la organización, Juan José Yáñez, indica que la oferta se ha reducido bastante en los últimos 16 meses.
Por ello, reconoce que el sector está dispuesto a volver al trabajo. “Por nuestra parte existe el interés por seguir con el negocio y ya vuelve a haber demanda de primera residencia”, asegura Yáñez, que insiste en que al ver que pueden vender, los constructores quieren retomar una actividad en su mayor parte dormida. De hecho, el representante de los promotores subraya que unos pocos bancos han vuelto a permitir que el crédito a estas empresas y a algunos particulares para las hipotecas fluya y que hay visos de recuperación.

un plazo breve
“Creo que en un plazo muy breve se volverá a construir con normalidad sin caer en los excesos del pasado porque ahora lo que se está vendiendo es vivienda usada en un alto porcentaje”, explica. Yáñez recuerda la frase de un diputado: “No se saldrá de la crisis gracias a la construcción pero tampoco sin ella”.
Esta situación la achaca a la falta de pisos y casas en determinadas zonas de la ciudad que todavía tienen demanda. Y es que “sí se reduce el stock en A Coruña y su entorno más próximo y no porque el ritmo de ventas sea ágil sino porque, como no se construye, por poco que se venda ya es más de lo que se edifica”.  Precisamente en los últimos días recibió consultas de algunas personas al respecto de la posibilidad de adquirir sus viviendas en determinadas zonas de la ciudad y tuvo que decirles que no hay nada disponible totalmente nuevo, es decir, sin necesidad de reformas.
Y es que, insiste, la mayoría de las entidades financieras no les facilitan préstamos para “la compra de suelo y la construcción de un edificio” ni después para las hipotecas.

La falta de crédito impide retomar la edificación a los promotores coruñeses