Feijóo rechaza el estado de alarma y propone al Gobierno una nueva ley de salud pública

Alberto Nuñez Fejióo preside la reunión del comité clínico | ó. corral (efe)
|

El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, avanzó ayer que Galicia remitirá al Gobierno central una propuesta de modificación de la legislación ordinaria correspondiente a la Ley General de Salud Pública para evitar que la gestión de la pandemia vuelva a ejecutarse a través de la figura del estado de alarma.

Tras asistir a la reunión del comité clínico que asesora al Gobierno gallego, Núñez Feijóo rechazó en conferencia de prensa la propuesta realizada por el presidente Pedro Sánchez a las autonomías sobre posibles nuevos decretos del estado de alarma, pues, a su juicio, la misma “casa poco con las competencias descentralizadas” que marcan la organización del Estado español.

Así, criticó esta oferta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a las autonomías sobre la posibilidad de solicitar el estado de alarma para hacer frente a la pandemia del Covid-19 y reiteró que la mejor opción sería modificar la legislación ordinaria como él pidió reiteradamente durante los meses en los que estuvo en vigor la situación de excepcionalidad, recordó.

“Ante los cinco meses perdidos del Gobierno central, en Galicia hemos elaborado un texto de modificación a la Ley Orgánica de Salud como aportación leal de una Comunidad Autónoma preocupada y ocupada por la pandemia”, explicó el presidente de la Xunta, que prevé remitir este texto en la primera semana de septiembre.

Gestión homegénea
El máximo mandatario autonómico consideró que con este texto desde Galicia se busca en suma que todos los territorios puedan contar con “herramientas jurídicas” que permitan a las comunidades gestionar la pandemia de una forma homogénea y sin necesidad de que cada medida sea discutida en los órganos jurisdiccionales.

El presidente en funciones hizo hincapié en la urgencia de contar con una base que permita decidir “con rapidez” las medidas que son necesarias “en cada caso, cada lugar y cada territorio”, en un momento en el que “se han incrementado los brotes” y en el que “el estado de alarma no es útil para gestionar una situación que ya es cotidiana” y que no “ofrece respuestas específicas para una pandemia” como la que se vive actualmente. 

Al respecto, manifestó su “decepción” ante la actuación del Ejecutivo estatal al respecto puesto que el martes, a su juicio, se evidenció que no se cuenta con “ninguna propuesta alternativa más que seguir prorrogando el estado de alarma de forma indefinida” por lo que cinco meses después del inicio de la crisis “volvemos a la casilla de salida”.

En opinión del presidente gallego no es oportuna la propuesta de que cada territorio pueda solicitar de forma unilateral un estado de alarma, ya que en un país tan “castigado” por el virus como es España no puede haber 17 formas de actuar. “Lo lógico es que si somos una nación especialmente castigada, que no haya 17 respuestas diferentes”, ha remarcado Feijóo.

“Inacción” de Sánchez
Feijóo, ante el inminente regreso a las aulas, criticó al Gobierno de Pedro Sánchez “una inacción que es un error, que no tiene justificación” y que ha obligado a las comunidades a preparar protocolos independientes. 

En el caso gallego, el mandatario autonómico defendió ayer que Galicia mantiene “mediados de septiembre” como fecha “más segura” para el inicio del curso escolar a la espera de las decisiones que se adopten a nivel estatal. 

Núñez Feijóo se mostró crítico con el retraso que acumula el Ejecutivo estatal respecto a la preparación del inicio del curso escolar porque pese a que se prometió una Conferencia de Presidentes a este respecto, dijo “únicamente” hay convocada para hoy una reunión Sectorial de Educación que se celebrará con la participación del ministro de Sanidad, Salvador Illa. 

En Galicia el protocolo contempla una enseñanza “claramente presencial” aunque también incluye las actuaciones a tomar ante la aparición de un brote con el objetivo de que se pueda continuar con la formación de forma virtual. 

Minimizar los riesgos
Este protocolo, que busca “minimizar los riesgos” en la vuelta a las aulas, se seguirá actualizando hasta la segunda semana de septiembre y servirá de base para que la enseñanza presencial sea segura. 

De este modo, el presidente gallego quiso mandar un mensaje de tranquilidad a los padres y la comunidad educativa y remarcó que “habrá más riesgo de contagio fuera de las aulas que dentro de las aulas”.

Feijóo rechaza el estado de alarma y propone al Gobierno una nueva ley de salud pública