Cara y cruz española en la capital china

Garbine Muguruza of Spain kisses her trophy during the award ceremony after winning the women's singles final match against Timea Bacsinszky of Switzerland at the China Open Tennis Tournament in Beijing, China, October 11, 2015. REUTERS/Stringer CHINA OUT
|

Garbiñe Muguruza se adjudicó el título del torneo de Pekín, de categoría ‘Premier Mandatory’ y disputado en pista dura, tras vencer en la final frente a la suiza Timea Bacsinszky (7-5 y 6-4) en una hora y 34 minutos, mientras que Rafa Nadal no pudo hacer nada en la final masculina ante el Nº1 mundial, el serbio Novak Djokovic.
En el primer set, Muguruza comenzó con un break rápido sobre su rival, por lo que todo hacía pensar que exhibiría un gran tenis. Pero a partir de ese momento se vio que continúa con sus problemas al servicio, como se pudo ver también en las semifinales, y tardó ocho juegos en conservar  su saque.
Con 2-5 en el marcador, ese primer juego a favor de Garbiñe sirviendo fue el punto de inflexión. Desde ese momento anuló a la suiza, a la que no le permitió sumar ningún juego más, y se llevó el set por 7-5.
En el segundo parcial, la neuva Nº4 del mundo continuó con los problemas de servicio, sobre todo al inicio, pero no se dejó ir en el marcador y con un juego más agresivo y restando muy bien consiguió que a Bacsinszky se le notara un tanto insegura, tanto que celebró el 3-2 como una victoria.
El encuentro fue igualado hasta el 4-4, pero se notaba que la española llegaba más entera a los juegos decisivos. Así, logró romper el saque de la helvética y, al contrario que durante todo el partido, se hizo fuerte con su saque, consiguió la victoria y se llevó su primer ‘Premier Mandatory’ (equivalente en ATP a un Masters 1000).
Tras esta importante conquista, Garbiñe Muguruza suma su segundo título WTA y asciende hasta la cuarta posición de la WTA, a un solo punto de la tercera, la rusa Maria Sharapova. 
En la final masculina, las cañas se tornaron lanzas para ‘la Armada’. Djokovic arrolló (6-2, 6-2) a Nadal, en apenas una hora y cuarto, y suma su tercera victoria de este año ante el balear.
De esta manera, ‘Nole’ añade un nuevo título en la capital china a los conseguidos en 2009, 2010, 2012, 2013 y 2014. Además, logra su octavo título de la temporada tras el Open de Australia, Wimbledon, US Open y los Masters 1000 de Indian Wells, Miami, Montecarlo y Roma.
El primer punto, con un peloteo largo en el que Djokovic mandó de un lado a otro a Nadal, fue el presagio de lo que vendría después.  Las opciones del manacorense se esfumaron después de que ‘Nole’ salvase dos bolas de break con 3-2 y en el siguiente juego rompiese el saque de Rafa. 
En el segundo set, la clave estuvo en el tercer juego. Nadal solicitó la presencia del fisioterapeuta por unas molestias en el pie derecho. Después, el serbio encadenó dos breaks seguidos que serían definitivos.
“Estoy muy contento con este resultado. Para mí estar en la final es una gran noticia. Novak, hoy por hoy, no es de mi Liga porque está en un nivel diferente”, declaró Rafa, quien todavía manda (23-22) en los cara a cara con el serbio. n    europa pres

Cara y cruz española en la capital china