Artesanos se enfrenta a un nuevo proceso electoral tras la dimisión de toda su junta

|

 El Circo de Artesanos se enfrentará a un proceso electoral en un momento en el que es más necesario que nunca tomar decisiones para asegurar el futuro de esta sociedad, una de las más antiguas de la ciudad, y que se encuentra en situación crítica por falta de ingresos. Los comicios se convocarán después de que dos de los responsables de la junta directiva dimitieran en la asamblea general de ayer y el órgano quedara finalmente disuelto.

El Circo de Artesanos celebró una junta general que marcará un antes y un después en la institución, si bien todavía no se sabe si será para bien o para mal. En una sesión muy tensa, en la que la previsión era explicar a los socios los motivos de la dimisión del que era presidente Luis Fermín Rodríguez en marzo, acabó siendo la despedida de otros miembros de la directiva: el vicepresidente, José Luis Grandío, y la tesorera, María Luisa Ansorena.

Así, se aclararon los motivos de la marcha de Rodríguez, que hasta el momento no habían trascendido de forma clara. El secretario de la agrupación, Ignacio Casal, leyó el e-mail remitido el 7 de marzo por el ya expresidente en el que aclaraba que “después de siete meses de buscar financiación y no obtener respuesta positiva ni de instituciones públicas ni privadas” se marchaba porque la gestión del Circo interfería en su vida profesional y “ralentizaba los resultados de sus trabajos”.

Por su parte, el vicepresidente dejará el cargo, tal y como indicó ayer, porque no está dispuesto a asumir las funciones de Rodríguez al frente de la institución, responsabilidad que le correspondería de forma inmediata por la ausencia del principal responsable.

María Luisa Ansorena alegó “razones de edad y de salud” para abandonar la tesorería, si bien los motivos podrían ir más allá tal y como se vio en el discurrir de la reunión con los socios. A pesar de que la decisión ya estaba tomada los socios no lo sabían y criticaron duramente a Ansorena, fundamentalmente por estar en la junta cuando una persona no puede integrarse en ese órgano si a la vez se beneficia del uso de las instalaciones de algún modo.

Las denuncias no son nuevas, pero ayer se volvieron a oír ataques por permitir el uso de las instalaciones a los miembros de la Unión Provincial de Pensionistas y Jubilados, de la que es presidenta Ansorena. Además denunciaron que la que era tesorera del Circo no les permitía asistir a las clases de informática organizadas para los jubilados a pesar de celebrarse en las instalaciones.

Estas decisiones obligaron a disolver la junta directiva por lo que a partir de ahora se abrirá un período de 15 días para que se presenten nuevas candidaturas a hacerse cargo del Circo de Artesanos. En total, el proceso podría alargarse unos 40 días. El problema principal es que el organismo se queda sin responsables en un momento crítico en el que los trabajadores llevan más de tres meses sin cobrar y el grupo municipal de Esquerda Unida-Os Verdes reclama la conversión de la sede de San Andrés en un centro cívico. No obstante, salarios y propuestas de futuro quedarán en el aire a la espera de una nueva candidatura que se haga cargo de Artesanos.

 

Artesanos se enfrenta a un nuevo proceso electoral tras la dimisión de toda su junta