Marí, de rozar el ascenso a ganar la Libertadores

JJPANA8314. LIMA (PERÚ), 23/11/2019.- Jugadores de Flamengo posan este sábado en la final de la Copa Libertadores 2019 entre Flamengo y River Plate, en el estadio Monumental en Lima (Perú). EFE/Antonio Lacerda

Dos exdeportivistas, Filipe Luis y Pablo Marí, levantaron la Copa Libertadores con el Flamengo brasileño y un tercero que estuvo en la órbita blanquiazul, el portero Diego Alves, con el que hubo negociaciones para que fichara por el Depor el año del último descenso, también participó como titular en la conquista de la máxima competición de clubes en Sudamérica.

Cinco meses después de haberse llevado el chasco de quedarse a las puertas del ascenso a Primera División con el Depor, un objetivo que habría logrado si su remate de cabeza a última hora en Mallorca hubiera acabado en el fondo de la red, Pablo Marí celebró el triunfo con el Flamengo ante River Plate (2-1), equipo en el que militan, aunque no jugaron, Germán Lux y Bruno Zuculini,  otro de los que estuvo en la agenda del Deportivo con Richard Barral como director deportivo.

Marí se convirtió en el primer español en ganar la Libertadores. El exblanquiazul formó parte del once titular y cuajó un serio partido más allá de la imprecisión de la zaga de Flamengo en el gol de River, que permitió tomar ventaja a los argentinos y casi les da el título hasta que en los minutos finales Gabriel Barbosa, ‘Gabigol’, dio la vuelta al marcador a la heroica con dos tantos.

El central, de 26 años y nacido en Almussafes (Valencia), es sin embargo el segundo futbolista con nacionalidad española en levantar la Libertadores, pues antes que él lo hizo el delantero paraguayo nacionalizado español Raúl Vicente Amarilla con el Olimpia en 1990, tras haber jugado en el Racing de Santander, Barcelona y Zaragoza.

Marí ha entrado en la historia del club más popular de Brasil, con 40 millones de aficionados, gracias a conseguir la segunda Copa Libertadores del equipo 38 años después de la primera.

El jugador recaló en el Flamengo en julio y se ha consolidado como titular indiscutible de la zaga rojinegra junto al brasileño Rodrigo Caio. Su fichaje por el club carioca fue una petición expresa del entrenador portugués Jorge Jesús para reforzar al equipo de cara a la segunda mitad de la temporada, momento en que el técnico luso recogió a un equipo alicaído para generar una revolución que lo ha llevado en un tiempo récord a la máxima gloria continental.

Su fichaje apenas le costó al Flamengo dos millones de euros (cantidad similar a la que figuraba en la opción de compra que tenía el Deportivo) que pagó al Manchester City, al que llegó en 2016 por petición expresa de Guardiola pero, sin sitio en el gigante inglés, encadenó tres cesiones seguidas sin brillo en el Girona, el NAC Breda holandés y finalmente en el Deportivo, en el que formó una zaga bastante segura junto a Domingos Duarte, que ahora juega con el Granada en Primera División.

 

Emocionado

El defensa del Flamengo aseguró tras la final que para él “es algo muy grande hacer historia” para España tan lejos de su casa.

Marí comentó que fue “un día muy emocionante” que siempre recordará por haber conseguido el primer título de su carrera. “¡Y no veas qué título!”, recalcó en la zona mixta sobre la Copa Libertadores.

El valenciano calificó de “increíble” su etapa en el Flamengo. “Han sido cuatro meses muy bonitos para mí, con un gran premio que es ganar la Libertadores. Queda aún ganar la liga y luego pensar en el Mundial de clubes. Paso a paso. He luchado toda la vida por tener una oportunidad así. Gracias al trabajo del día a día, ser humilde y ser profesional la vida me la ha dado”, dijo.

Marí, de rozar el ascenso a ganar la Libertadores

Te puede interesar