La Xunta propone a sus empleados flexibilizar el horario y hacer teletrabajo

alberto núñez feijóo era vicepresidente del ppdeg cuando ocurrió la supuesta financiación ilegal efe/
|

El Gobierno gallego ha dado hoy el visto bueno a la propuesta que llevará la próxima semana a la mesa de negociación de la Función Pública para flexibilizar el horario de sus empleados e incluir el teletrabajo, que no podrá superar tres de las cinco jornadas semanales y tendrá un máximo de un año de duración.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado tras la reunión semanal del Ejecutivo autonómico que se trata de los empleado de la Administración General de la Comunidad Autónoma y que, por lo tanto, se mantienen los horarios en los centros docentes, sanitarios y de justicia.

El objetivo de esta medida es favorecer la conciliación de los trabajadores entre su vida familiar y laboral y también lograr una mayor eficiencia en los puestos de la Administración.

Galicia se convertiría, en caso de que esta medida salga adelante, en la cuarta administración pública -autonómica- que ponga en práctica una medida de estas características.

La propuesta incluye, además, la posibilidad de compensación horaria, de modo que los empleados puedan recuperar en unos márgenes determinados, las jornadas que se pudieran haber perdido.

La introducción de estas medias, en caso de ser implantadas, supondrán un cambio sustancial en la presencia física de los empleados de la Xunta en sus puestos de trabajo, ha destacado el presidente gallego.

En cuanto a la flexibilización de horarios, habrá varios tipos para adaptarse a las necesidades de cada trabajador y de cada departamento.

De este modo, la propuesta de la Xunta, elaborada por la Consellería de Hacienda y de la Vicepresidencia, regula tres tipos de horarios: los generales, como hasta ahora, los flexibles y los especiales.

El horario flexible, no rígido, acordado previamente entre la Administración y los trabajadores entre unos márgenes, podrá ser solicitado por motivos de conciliación. Y también, como novedad, sin ser por este motivo, de modo que una vez solicitado, si no hay respuesta negativa en un plazo de quince días, el trabajador podrá disponer de ese nuevo horario.

El caso de los horarios especiales atiende a varios supuestos, entre ellos, los de los puestos que sean de atención ciudadana.

Las personas que soliciten la modalidad de teletrabajo deberán tener un mínimo de dos años de antigüedad en el puesto y los medios técnicos necesarios, entre ellos, ordenador personal, teléfono móvil y lector de tarjetas.

Se trata de trabajos cuya presencia física en el lugar de trabajo no sea necesaria. El número de jornadas máximas será de tres, entre las cinco de la semana, y no podrá exceder el año de duración.

En caso de que haya varias solicitudes en un mismo departamento, la Administración valorará las de quienes aleguen conciliación de la vida familiar y laboral.

Núñez Feijóo ha señalado que esta medida está en línea con otras adoptadas por su Ejecutivo para "racionalizar" la Administración que han llevado, por ejemplo, ha dicho, "a una reducción en el absentismo de los empleados públicos del 40 % respecto a otros años".

También ha recordado que la Xunta ya ha puesto en marcha el programa 'Kronos", para la puesta en marcha de la tarjeta personal, que tiene una implantación del 70 por ciento en la actualidad, para el fichaje de entrada y salida en el puesto de trabajo. EFE

flh/am

La Xunta propone a sus empleados flexibilizar el horario y hacer teletrabajo