“Viajamos todos por si surge la posibilidad remota de lograr el ascenso”

08 mayo 2014 Fútbol Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
|

El entrenador del Deportivo, Fernando Vázquez, adelantó ayer que toda la plantilla blanquiazul se desplazará a Soria debido a la, según palabras del propio técnico, “remota posibilidad” de que los integrantes del cuadro coruñés sellen su regreso a Primera División este fin de semana.
“Vamos a viajar todos por si surge la posibilidad ciertamente remota de poder celebrar el ascenso este fin de semana”, comentó el preparador de Castrofeito, quien, sin embargo, casi descartó dicha opción, puesto que tiene poca confianza en un posible pinchazo de la UD Las Palmas en su campo contra el Recreativo de Huelva.
“Creo que Las Palmas esta vez no va a fallar”, indicó el estratega, quien añadió: “El ascenso matemático me parece muy complicado porque la situación es muy difícil. Aunque ganemos en Soria, tenemos que esperar una hora a ver si gana Las Palmas. Si gana, hay que ir luego al golaverage general. Estaríamos casi ascendidos, pero, por respeto, tendríamos que esperar”.
El entrenador coincide con Pablo Insua en las quejas que emitió el defensa central esta semana por el poco ambiente que se respira en la capital herculina pese a que el equipo coruñés puede certificar el ascenso a la élite del fútbol español.
“La tensión va decreciendo porque todo el mundo ya daba por hecho hace un mes que vamos a ascender y, entonces, se convierte en algo rutinario. Además, si a eso le añades una cierta ansiedad porque no terminamos de conseguirlo, se aplanan un poco las mentes”, dijo.
Sin embargo, se mostró convencido de que cuando la vuelta a la máxima categoría sea un hecho, los aficionados blanquiazules sí explotarán de júbilo y experimentarán la misma sensación que Vázquez.
“Creo que cuando se ascienda, la gente sentirá lo que yo siento, porque yo siempre pensé que ascender con el Depor sería una fiesta, una sensación maravillosa. Yo soñaba con celebrarlo con la afición, con que todo el mundo estuviera encantado, contento, feliz por un objetivo que a principio de la Liga parecía complicadísimo”, argumentó, a la vez que reconoció que es normal que los seguidores blanquiazules estén un poco desalentados, pese al liderato, debido a que sus jugadores no les han dado demasiadas alegrías en el estadio herculino durante la temporada.
“El problema de Riazor es que ganamos más puntos fuera que en casa y eso hace que la gente que viene al estadio para intentar disfrutar con el equipo, se vaya cabreada, pero estoy completamente seguro de que la gente de A Coruña va a celebrar el ascenso como se merece porque si echas la vista atrás a los últimos años,  solo el 15 % de los equipos que han bajado, han conseguido subir al año siguiente. Para mí, conseguir el ascenso con el Depor es una satisfacción inimaginable”, confesó el preparador coruñés.
Pese a que el cuadro soriano ocupa el decimoquinto puesto de la clasificación con solo cuatro puntos de ventaja sobre el descenso, el técnico deportivista alertó sobre el potencial de un conjunto del que le sorprende la pobre segunda vuelta del campeonato que ha realizado.
“Para nosotros va a ser un partido muy difícil porque el Numancia es un equipo que valoro de una forma extraordinaria. Está muy castigado por los empates, pero en la primera vuelta estaba situado con nosotros. Esos resultados le han llevado a una situación en la que yo no creo que estarían ahora. Pero es un equipo que respeto muchísimo, que tiene un entrenador con una calidad tremenda y por eso no va a ser fácil ganar”, dijo, y destacó la peligrosidad del cuadro soriano a balón parado. De hecho, puso especial atención en Julio Álvarez, a quien calificó como “el mejor futbolista de la Segunda División”.
“En la estrategia, a veces por mucho que trabajes si no tienes un gran colocador... es un poco como el voleibol. Y el Numancia tiene un colocador impresionante, tiene el mejor futbolista de la Segunda División y que, al mismo tiempo, a balón parado es increíble, que es Julio Álvarez. La coloca donde él quiere y eso hace que puedan desenvolverse muy bien en la estrategia”, afirmó.
“Es un equipo agresivo, que te presiona, que juegan juntos, aunque en los últimos meses ha perdido un poco y no es tan compacto”, sentenció.

“Viajamos todos por si surge la posibilidad remota de lograr el ascenso”