Los monitores del gimnasio municipal de O Carregal siguen a los usuarios “en diferido”

Los usuarios denuncian deficiencias en varios puntos Pedro Puig
|

Advierten de la ausencia de un monitor y denuncian que, en su sitio, han colocado cámaras para que, en teoría, “supervisen” la evolución de los deportistas que realizan ejercicios en el gimnasio de O Carregal. Suena a ocurrencia, pero es la denuncia de los usuarios de las instalaciones del pabellón y la piscina municipales de Betanzos. Según el BNG, el primer grupo en hacerse eco de las protestas, la situación obliga a los atletas “a comprar fichas de adestramento por cinco euros”, manifestó Henrique del Río.

En sustitución de un profesional cualificado, los movimientos de los deportistas son vigilados mediante un sistema de grabación que, para los nacionalistas, resulta tan ocurrente como irregular, en tanto el vídeo “realízase sen que sexa advertido ás personas que acceden ao recinto, vulnerando a lexislación que establece que a cidadanía ten dereito a saber cando está a ser grabada”, alertan desde el BNG.

Pero es que para Del Río también lo de las fichas podría ser irregular, ya que “na ordenanza fiscal que regula as tarifas do complexo do Carregal non aparece ningunha referencia a estes cobros”, por lo que instan a actuar al gobierno de García.

“Por que se lle consinte á empresa concesionaria que manteña esta situación?”, preguntan los representantes de la formación frentista, Del Río y Otero.

Para ambos, a las deficiencias indicadas se une la falta de manillas en las puertas del polideportivo, que fuerza a desplazarse hasta la piscina para poder ir al baño “xa que os aseos do pabillón están sen tirador porque a adxudicataria os retirou, non sabemos con que finalidade” pero, en cualquier caso, “incumprindo o seu contrato” con el Ayuntamiento de Betanzos.

En este sentido, los nacionalistas advierten al PSOE de que, como grupo de gobierno, su labor es “garantir aos veciños e veciñas a calidade dos servizos que se lles están a cobrar” por utilizar el complejo de O Carregal.

 Obras

En relación con las últimas obras ejecutadas hace solo unas semanas, Henrique del Río expuso, en una intervención plenaria, que la salida de emergencias sigue “dando ao baleiro”, lo que imposibilitaría la evacuación en caso de que se produzca algún percance, por lo que urge medidas inmediatas al PSdeG-PSOE.

En la misma línea, el segundo grupo de la oposición reiteró su solicitud, en la sesión ordinaria del pasado julio, antes del cierre de las instalaciones un mes por las reformas, de descontar a los usuarios “as cotas da piscina municipal durante ese tempo”, recordaron fuentes del BNG.

Los trabajos realizados, en los que se invirtieron 60.000 euros, consistieron en la reforma integral de los vestuarios y de los aseos; y una nueva sauna. n

 

Los monitores del gimnasio municipal de O Carregal siguen a los usuarios “en diferido”