Los monos pueden aprender a reconocerse en el espejo

El estudio fue llevado a cabo por los institutos para Ciencias Biológicas de Shanghai ep
|

Investigadores de los Institutos para Ciencias Biológicas de Shanghai descubrieron que los monos rhesus se pueden reconocer en un espejo si se les enseña primero cómo funcionan los espejos. El estudio fue publicado en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.
Durante muchos años, los investigadores cognitivos confiaron en el “espejo de auto-reconocimiento” como un medio para determinar si un animal es capaz de tener auto-conciencia. Se realiza una marca de tinte en la cara del animal sometido a ensayo y después se deja que se vea a sí mismo en el espejo. Si se toca la marca, pasa la prueba.

Sin embargo, recientemente, algunos investigadores del campo comenzaron a cuestionar la validez de la prueba, al sugerir que la incapacidad de pasar la prueba podría darse porque el animal simplemente no entiende cómo funciona un espejo. En este nuevo esfuerzo, los investigadores trataron de ver si eso podría ser el caso mediante la formación de un grupo de varones monos rhesus sobre cómo funciona un espejo antes de realizar la prueba de autoreconocimiento.

El entrenamiento consistía en colocar un mono delante de un espejo y se le recompensa cada vez que correctamente pusiera la mano en un punto de la pared de su jaula que se iluminaba con un puntero láser. Con el tiempo, los monos cogieron la idea y el puntero finalmente se dirigió a su cara, y en ese momento, un mono se tocaría su cara cuando la marca era una aproximación cercana a la de la prueba de auto-reconocimiento.

Posteriormente, el equipo colocó una marca de tinte en cada uno de los monos y después se dejó que se viesen en un espejo en ese momento. Todos los monos se dieron cuenta de forma individual de la marca y dirigieron su mano a ella, secándose en ella y oliéndola.
Todos los monos de prueba, con el tiempo, pasaron la prueba, incluso mientras que los monos continuaron identificando erróneamente su propia cara en el espejo como perteneciente a otro mono. Esto, según sugiere el equipo, indica que los monos son claramente capaces de pasar la prueba de auto-reconocimiento, y por lo tanto tienen conciencia de sí mismos.

Sus teorías fueron reforzados al ver que, además, utilizaron el espejo para revisar las partes del cuerpo que normalmente no se ven, como los genitales, y para acicalarse a sí mismos, demostrando que tras el aprendizaje eran conscientes de sí mismos.

Los monos pueden aprender a reconocerse en el espejo