La ciudad perdió casi 1.200 empresas en los últimos cuatro años de crisis

24 octubre 2013 A Coruña.- Los trabajadores de la Fábrica de Armas volvieron a manifestarse ayer por las calles de la ciudad

Si los pronósticos del Gobierno se hacen realidad, 2014 será el año que marcará el comienzo de la recuperación económica. Desde luego, ese es el deseo de todos los coruñeses que vienen soportando las consecuencias de una recesión que no solo se refleja en el gran número de parados, sino también en las empresas que los empleaban y cuya desaparición deja un gran hueco en el tejido económico de la ciudad. Desde 2009, han desaparecido 1.174 empresas de los archivos de la Seguridad Social y eso sin contar con 2013, año del que todavía no hay cifras oficiales.
Desde la sede de UGT, José Carrillo, secretario comarcal, señala que “aún tardaremos catro ou cinco anos en recuperarmos” y recuerda que lo peores efectos de la crisis no se hicieron notar hasta 2010. En efecto, ese año desaparecieron 559 empresas de los registros locales. Se trata del mayor descenso en lo que va de siglo, aunque fue a partir de 2009 cuando se invirtió la tendencia y el número de bajas superó al del altas por primera vez desde el año 2.000. En tiemposde mayor bonanza, como 2004 o 2005, se había llegado a crear cerca de mil empresas cada año.
“As primeiras en sentilo foron as da construción, claro –hizo notar Carrillo– pero despois foron as da industria e agora onde estamos notando más pérdidas e no sector servizos”. “Cando as primeiras pecharon, as outras, que lles proporcionaban vixiancia ou limpeza, foron quedándose sen clientes”, expone el secretario comarcal de UGT.
La solución por antonomasia al paro, el autoempleo, no consiguió frenar este descenso: aunque desde 2010 no ha dejado de aumentar el número de nuevos negocios que se dan de alta en la Seguridad Social, no pueden compensar el incremento de las que se dan de baja. “As grandes empresas o resistiron mellor porque tiraron cara adiante coa exportación, pero as pequenas non tiñan esa saída, e foron moitas as que tiveron que pechar”, aclaró Carrillo.

menos despidos
Con una evolución tan negativa como la de los últimos años, lo mejor que se puede decir de 2013 es que la destrucción de empleo no ha sido tan grave como en ejercicios anteriores: se siguen perdiendo puestos de trabajo, pero a un ritmo ligeramente menor y el ejemplo más dramático es el de los despidos masivos que suponen los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). Si en 2012, 48 empresas de toda la provincia entraron en un ERE de extinción, en 2013 “solo” fueron 32. Es decir, un 33% menos.
Pero también hay que tener en cuenta los ERE de suspensión o los de reducción de jornada, de los que también se realizaron menos en durante 2013 que en el año anterior aunque de este último tipo la reducción es mínima: de 329 en 2012 se pasó a 319 el año pasado. En total, el número de ERE apenas descendió un 10%, lo que indica que las empresas (por lo menos sobre el papel) tienen malas expectativas para 2014. Ante esta situación, el representante de UGT en A Coruña se permite un poco de humor negro: “Brotes verdes nós non vemos por parte algunha”.

La ciudad perdió casi 1.200 empresas en los últimos cuatro años de crisis

Te puede interesar