El juez imputa por su pertenencia a Resistencia Galega a los detenidos

El Ideal Gallego-2015-11-03-025-c97f85b6
|

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco puso en libertad a los ocho detenidos a los que tomó declaración ayer en el marco de la operación contra Resistencia Galega, tras imputarles un delito de integración en organización terrorista por formar parte de Causa Galiza.
Además, el magistrado suspendió de actividades durante los dos próximos años a Causa Galiza, informaron fuentes jurídicas.
Velasco, que interrogó ayer a ocho personas –el noveno detenido quedó en libertad por problemas de salud– , considera que Causa Galiza se dedicaba a enaltercer las actividades terroristas de Resistencia Galega, con motivo del “Día da Galiza Combatente”, cuya última edición se celebró el 11 de octubre, y de los miembros de este grupo y de su antecedente, el Exercito Guerrillheiro do Povo Galego Ceive.

operación “Jaro”
Los ocho fueron detenidos el viernes en el marco de la operación “Jaro”, que se desarrolló en Santiago, Boiro y Muros, Pontevedra y Vigo. El noveno arrestado, S.G., declarará el 14 de diciembre.
A los detenidos se les incautaron documentos en los que la organización reconocía que no rechazaban el uso de la violencia para conseguir sus fines, en referencia a la independencia de Galicia.
Entre ellos se encuentra Antón Arias Curto, de 71 años, que lleva más de la mitad de su vida impulsando movimientos armados en Galicia. Primero se integró en Loita Armada Galega (LAG), después en el Exercito Guerrillheiro do Povo Galego Ceive y finalmente en Resistencia Galega.  
Este veterano, mecánico de profesión, prestaba su último servicio en las filas de Causa Galiza, un partido independentista al que la Guardia Civil acusa de organizar homenajes a terroristas como el que celebraron en recuerdo de dos miembros del EGPGC fallecidos en 1990.
Los terroristas murieron cuando colocaban un artefacto explosivo en una discoteca de Santiago en la que también falleció una tercera persona ajena a la banda y hubo casi medio centenar de heridos.

El juez imputa por su pertenencia a Resistencia Galega a los detenidos