Los indignados del Obelisco admiten que están manteniendo la acampada “entre seis personas”

|

El Ideal Gallego-2011-07-14-009-245c6b11

REDACCIÓN > A CORUÑA
  A punto de cumplir dos meses, la acampada del Obelisco va poco a poco diluyéndose, pese a los esfuerzos de un reducido grupo que se niega a levantarla. Las propias actas de las asambleas internas que tratan de mantener reflejan que la permanencia del campamento está chocando frontalmente con un sinfín de problemas.
El pasado lunes, los acampados celebraron una asamblea interna, que habían tenido que aplazar el domingo “por falta de quórum”.
Durante dicha reunión, además de volver a poner encima de la mesa la idea de sustituir el campamento por un punto de información, tal y como ha sucedido en otras ciudades como Madrid o Santiago, se debatió sobre la escasez de gente para mantener la presencia en el Obelisco.
“Vamos hacer dos meses y se sigue con el mismo problema de las guardias. Desde hace varias semanas realizan las guardias de noche y la mañana sin ser relevadas hasta el mediodía un grupo muy reducido de personas”, se recoge en el acta de dicha asamblea.
“Sabemos que existen personas que están en contra de la continuidad de la acampada, pero desde aquí proponemos a todas las personas que si quieren que siga la acampada que se animen y vengan a ayudarnos para intentar que no sigan siendo las mismas seis personas día tras día y estas puedan descansar en algún momento. Se proponen turnos para organizarlas, máxima difusión por web, twitter y facebook”, concluye el texto.

Los indignados del Obelisco admiten que están manteniendo la acampada “entre seis personas”